Bienvenidos a El Mundo según Cecilia

Ni en broma ni en serio sino que en ambas formas y gracias a la guìa de mi hija Elizabeth, aquì estoy dando a luz a mi cuarta intervenciòn en Internet, siendo mis anteriores websites www.cablenet.com.ni/historyarte , www.cablenet.com.ni/historia/histoper y www.cablenet.com.ni/rubendario .Soy Cecilia, historiadora y profesora de idiomas tan orgullosamente nicaraguense como nuestro rìo San Juan, tengo 48 años y 27 dìas al momento de comenzar este parto, y es un intento por saltarme la barrera de las censuras, derribar el muro de Berlìn de los convencionalismos gazmoños y evitar que mis aportes se vean entorpecidos por la mediocridad. Aquì encontrarèis mis artìculos sobre historia, mis relatos de terror que sacan tinta de la sangre de los campos de guerra de la Nicaragua violenta de los años80, mis pensamientos filosòficos y mi amor incondicional por los animales. Quizàs sea la màxima expresiòn del egocentrismo militante y el sadismo utilitario, pero os prometo que no estarèis indiferente a nada, que ya es algo en este mundo de tedio y aburrimiento. Pasad adelante y gozad, o a como dicen los "cops" en Estados Unidos: Relax and enjoy it!
Cecilia Ruiz de Ríos
31 de octubre de 2007,Managua

domingo, 13 de abril de 2008

Esos cantautores medievales


TROVADORES INOLVIDABLES

Cecilia Ruiz de Ríos

Aunque muy pocas personas suelen leer la poesía trovadoresca de la Edad Media como parte de su dieta cotidiana de lectura, hace poco cuando estuvo dando un curso de Conversación II de inglés me tocó introducir a mis alumnos a uno de los bardos más ignorados de la historia:el amante del rey Eduardo II de Inglaterra, Piers Gaveston.Se ha mencionado a Lorris, Chrétien de Troyes(autor de tantas aventuras del Rey Arturo, incluido el romance de Lancelot y Ginebra que luego deschincacaron entre Sean Connery y Richard Gere en la cinta Primer Caballero), Marie de France, Guillermo de Aquitania, Thibaud de Champagne y otros. Recordemos que la misma reina Leonor de Aquitania, nieta de Guillermo, no solo apoyó a numerosos trovadores sino que también escribió sus cuatro cosas dignas de mencionar.Traduciendo del francés y el inglés, presento en esta ocasión una pequeña muestra de obras de Piers Gaveston y Guillermo de Aquitania, así como de Chrétien de Troyes. De Piers Gaveston se sabe muy poco aparte de que fue el gran amor del homosexual monarca inglés Eduardo II, hijo del infame Eduardo I Pataslargas de Plantagenet. Se calcula que nació en enero de 1285 en Gascuña, que en aquellos entonces pertenecía a la corona inglesa tras el matrimonio de Leonor de Aquitania con Enrique II de Inglaterra. Piers era alto, de tez relativamente morena y con ojos negros, y amó con locura a Eduardo, pero cuando los nobles ingleses se resintieron por el favor real del cual este muchacho gozaba, hicieron que primero se fuera al exilio y Flandes y luego, cuando Piers regresó por su cuenta, tramaron para matarlo. Piers murió a manos de los sublevados nobles.No fue hasta hace unos 6 años que se descubrieron unos documentos en los cuales aparecen varias canciones y madrigales escritos por el joven, y el que presentaremos aquí sin lugar a dudas lo escribió durante su exilio, cuando creyó que nunca volvería a ver a su adorado soberano.
SEMBLANZA DE AMORVosotros afirmáis que el amor tiene semblanza con un sueño.Y que aunque lo creamos nuestro, el corazón no tiene dueño.Puede ser. Cuando le vi por primera vez,todos los signos estaban presentes.el galope del corazón desbocado como corcel impaciente.Las perlas del sudor en su tez,y esa sensación de habernos conocido desde siempre,y siendo libre, sentirme preso.Este sueño nos hace volar, nos hace llorar, pero es solo eso.Pero es un sueño, y luego lo podréis sentir como pesadilla.Era solo un burdo parecido, y no queríadecir que lo presentía.Lloré primero en sus brazos, para él di mi canto,y luego en la distancia, el llantose convirtió en un grito al concluir la pesadilla.Era apenas un espejismo, pero nunca quise decir que lo sabía.
Piers Gaveston De Guillermo, IX Duque de Aquitania, existen muchas leyendas. Se habla de él como un hombre alegre, accesible, de inmensos ojos verdiazules y algo pasadito de peso, pero sencillamente encantador.Además de haber sido un patrono de trovadores, pintores y pensadores, Guillermo poseía un gran don para la música y la poesía. Nacido un 4 de octubre de 1071 y muerto un 10 de febrero de 1126, se casó en primeras nupcias con Felipa Matilde de Toulouse, con quien vivió como perro y gato hasta que se divorció en 1115. Como participante en las Cruzadas, dio mucho en que hablar al llevar en su escudo metálico pintada la imagen de su mujer desnuda para poderse inspirar. La mayor parte de sus hijos fueron traídos al mundo por dos amantes suyas, Maubergeon y Dangereuse. Esta última ya era la esposa de Aimerico I, Vizconde de Caftellerault, pero Guillermo con sus encantos logró separarla de su esposo e hijos para que se fuera a vivir con él. En 1115 Guillermo se vio excomulgado por el delegado papal, pero tres años más tarde le readmitieron en la fe. Aunque Guillermo y su Dangereuse nunca pudieron casarse, en 1121 Guillermo casó a su primogénito con la hija mayor de su amante, y éstos estaban destinados a ser los padres de la famosísima nieta de Guillermo, Leonor de Aquitania.
MEMORIA Quiero deciros que ya no menciono vuestro nombre.Que ya no soy vuestro, que soy otro hombre.Pero mi boca os evita,y mi pensamiento no acude a la cita,pero de qué fueron hechos mis sentidos?Con qué material confeccionaron mis oídosporque siempre oigo vuestra voz, y aunque mi alma no os añore, mi piel siempre evoca algo de vos.
Guillermo de Aquitania Chrétien de Troyes, nacido en 1135 y fallecido en 1190, debe su enorme prestigio a romances caballerescos que exploran los encantos del mundo céltico. Escritos en francés antiguo, entre sus magnum opus figuran Erec y Enide que data de 1170, la conocidísima Lancelot(comisionada por Leonor de Aquitania y su hija María, quien fue gran impulsora de los artistas) y Perceval. Chrétien de Troyes es uno de los que más menciona al legendario rey Arturo en sus cantares.
CELOS DE LAUD Me he percatado, señora,que mi laúd tiene celos de vos ahora.No es para menos.Cuando no estás vossiempre tengo al laúd en mi regazoquizás esperando que su voz me alivie de esta angustia de abrazo,o me aleje el pensamiento de vos.En algunas ocasionesespero que el viento lleve la música de mis pasionespara que con este canto regreses a mí.Pero una vez que arribas, señora, y me das el sí,el laúd echa de menos mis manos porque ellas tienen la dulce faenade amar vuestro cuerpo, y borrar mis penas.El laúd se silencia en el rincón,y no es hasta que vos habéis partido con mi corazónque recuerdo que existe él, mi compañero sin condición. Chrétien de Troyes