Bienvenidos a El Mundo según Cecilia

Ni en broma ni en serio sino que en ambas formas y gracias a la guìa de mi hija Elizabeth, aquì estoy dando a luz a mi cuarta intervenciòn en Internet, siendo mis anteriores websites www.cablenet.com.ni/historyarte , www.cablenet.com.ni/historia/histoper y www.cablenet.com.ni/rubendario .Soy Cecilia, historiadora y profesora de idiomas tan orgullosamente nicaraguense como nuestro rìo San Juan, tengo 48 años y 27 dìas al momento de comenzar este parto, y es un intento por saltarme la barrera de las censuras, derribar el muro de Berlìn de los convencionalismos gazmoños y evitar que mis aportes se vean entorpecidos por la mediocridad. Aquì encontrarèis mis artìculos sobre historia, mis relatos de terror que sacan tinta de la sangre de los campos de guerra de la Nicaragua violenta de los años80, mis pensamientos filosòficos y mi amor incondicional por los animales. Quizàs sea la màxima expresiòn del egocentrismo militante y el sadismo utilitario, pero os prometo que no estarèis indiferente a nada, que ya es algo en este mundo de tedio y aburrimiento. Pasad adelante y gozad, o a como dicen los "cops" en Estados Unidos: Relax and enjoy it!
Cecilia Ruiz de Ríos
31 de octubre de 2007,Managua

domingo, 20 de abril de 2008

lejos del pais



LOS REFUGIADOS Y EXILIADOS MAS PROMINENTES DE LA HISTORIA
Cecilia Ruiz de Ríos

Cuando estudiaba en Francia, conocí a diversos refugiados, entre ellos unos chilenos y una familia entera de ugandeses que huyeron de la ira de Idi Amín.Desde entonces, los refugiados y exiliados con su "mal de patrie" figuran entre las personas que más he respetado.
Desde que el mundo es mundo, han habido gente que no puede vivir por diversos motivos en el terruño que los vio nacer. Comenzando por Adán y Eva que fueron echados del paraíso terrenal, la historia hierve de exiliados y refugiados. Uno de los más controversiales exiliados fue el bardo gascón Piers Gaveston, amante fogoso del rey inglés Eduardo II.Piers, quien ya se había aclimatado muy bien a Londres, tuvo que salir huyendo a Flandes cuando los nobles le reprochaban al amariposado Eduardo por la gran influencia que este favorito tenía.Gaveston regresó del exilio solamente para ser asesinado por los enfurecidos nobles.
Durante el Imperio Otomano, los sultanes al llegar al trono tenían el deber de matar a sus hermanos varones para reinar sin competencia. Bayaceto II al asumir el mando hizo que su hermano Djem saliera huyendo primero a Francia y luego a Roma. Bayaceto II le pagaba al Papa Alejandro VI una fuerte suma por mantener preso en la Ciudad Eterna a Djem, y luego pagó una cantidad más fuerte para que el célebre papa Borgia diera a envenenar la comida y así despacharse al Dorado Refugiado Otomano, a como era llamado Djem.
Resulta curioso que Leonardo Da Vinci tuvo que irse de su adorada Florencia por intrigas y hasta un juicio por sodomía que le hicieron ahí. Por suerte, el alegre rey galo Francisco I lo acogió en su corte y fue el mecenas ideal, y al momento en que Leo murió de viejo lo hizo elegantemente en brazos del rey, a quien Leo en sus arranques de nostalgia le había enseñado a cocinar patas italianas.
El destierro de Napoleón Bonaparte en la isla de Santa Helena lo coloca al Pequeño Gran Corso como uno de los exiliados que más sufrieron. Pero Napo había cometido, a como dice hoy en día Gabo, el error de haber desayunado con la soberbia cuando era emperador, por lo cual le tocó almorzar con la verguenza del exilio, el oprobio y el odio de los franceses. No sería el único francés que fuera a parar lejos de su tierra en exilio. A fines del siglo XIX, el capitán judío de artillería Alfred Dreyfuss fue falsamente acusado de ser traidor a la patria y lo mandaron al Caribe a que pagara por un delito que no cometió. Víctor Hugo, el gran bardo francés que odiaba con pasión a Napoleón III, prefirió autorecetarse el exilio en Guernsey, entre Francia e Inglaterra antes que vivir en París. Pero París fue la ciudad escogida por el pianista y compositor polaco Federico Chopin para autoexiliarse y sufrir por su Polonia amenazada.
Muchas cabezas coronadas han tenido que refugiarse en países ajenos al ser depuestos. Carlos II Estuardo tuvo que vivir un tiempo en el exilio tras la muerte de su papá Carlos I cuando Lord Oliverio Cromwell abolió la monarquía inglesa.Luis XIII de Francia bajo consejos de Richelieu hizo exiliar a su intrigante y gorda madre María de Médicis, a quien le hicieron tufo también en Inglaterra. Carlos IV de España, quien al ser depuesto por Napo Bonaparte para cederle el trono español a José Bonaparte, se fue a Francia y luego a Italia con su infiel esposa Ma. Luisa y hasta el amante de ésta, Manuel de Godoy. Isabel II de Borbón, hija de Fernando VII de España, también huiría a Francia una vez que no pudo seguirse sentando en su regio taburete, al igual que sucediera en este siglo con el odioso rey rumano Carol(quien compartió su dorado exilio con su pelirroja amante Magda Lupescu.)
La pionera de la planificación familiar Margaret Sanger debió huir a Inglaterra dejando esposo e hijos en su Estados Unidos natal debido a que la justicia la amenazaba con cárcel por obscenidad, y aunque la bella Sanger pudo volver a la Yunáit-estáte-quieto, nunca olvidó su angustia cuando vivía en Londres. La subida de Hitler al poder ocasionó que muchos genios europeos emigraran a Estados Unidos.De Austria escapó el compositor atonalista judío Arnold Schoenberg, de la Dinamarca ocupada el judío Niels Bohr se fue con su maravillosa sesera científica, el aún jovencito Henry Kissinger(destinado a hacer gran carrera política en Estados Unidos) y Albert Einstein(sobre cuya cabeza Hitler puso precio) hicieron sus maletas, mientras que la sensual Marlene Dietrich salió a mil por hora rumbo a los Estados Unidos cuando a Hitler le cayó gordísima su negativa de acostarse con él.El exilio de Einstein cambiaría el curso de la historia, dado que los gringos pudieron hacer la bomba atómica gracias a sus aportes. Enrico Fermi prefirió no arriesgarse en su Italia natal cuando Mussolini subió al poder debido a que su esposa era judía. Al arpista palestino (pero nacido en Beirut) los libaneses le dieron 24 horas para salir del país so amenaza de "hacerlo polvo los huesos", mientras que Ho Chih Mihn pasó 30 años sin pisar su adorado Vietnam natal porque los colonialistas lo tenían en la mira. El pianista y compositor ruso Sergio Rachmaninoff se fue al exilio en California cuando los bolcheviques lidereados por un ex exiliado(Lenin) hicieron la revolución en Rusia, mientras que Lev Davidovich(Trotsky)se fue a México huyendo de Stalin,hasta donde le alcanzó la muerte. Los danzarines Rodolfo Nureyev y Mikhail Baryshnikov posteriormente huirían a Occidente buscando libertad artística, mientras que la gimnasta rumana Nadia Comaneci por fin se casó en EEUU tras haber vivido un tórrido romance masoquista con un hijo del dictador rumano Nicolás Ceaucescu. Entre otros exiliados y refugiados podemos recordar al genial irlandés Oscar Wilde, quien se fue a Francia tras haber sido encarcelado por los ingleses por homosexual, el autor judío Stefan Zweig, el escritor disidente ruso Alejandro Solzhenitsyn y el futbolista George Wear.