Bienvenidos a El Mundo según Cecilia

Ni en broma ni en serio sino que en ambas formas y gracias a la guìa de mi hija Elizabeth, aquì estoy dando a luz a mi cuarta intervenciòn en Internet, siendo mis anteriores websites www.cablenet.com.ni/historyarte , www.cablenet.com.ni/historia/histoper y www.cablenet.com.ni/rubendario .Soy Cecilia, historiadora y profesora de idiomas tan orgullosamente nicaraguense como nuestro rìo San Juan, tengo 48 años y 27 dìas al momento de comenzar este parto, y es un intento por saltarme la barrera de las censuras, derribar el muro de Berlìn de los convencionalismos gazmoños y evitar que mis aportes se vean entorpecidos por la mediocridad. Aquì encontrarèis mis artìculos sobre historia, mis relatos de terror que sacan tinta de la sangre de los campos de guerra de la Nicaragua violenta de los años80, mis pensamientos filosòficos y mi amor incondicional por los animales. Quizàs sea la màxima expresiòn del egocentrismo militante y el sadismo utilitario, pero os prometo que no estarèis indiferente a nada, que ya es algo en este mundo de tedio y aburrimiento. Pasad adelante y gozad, o a como dicen los "cops" en Estados Unidos: Relax and enjoy it!
Cecilia Ruiz de Ríos
31 de octubre de 2007,Managua

domingo, 23 de marzo de 2008

Calígula el de las botitas


EL PERVERSO CALIGULA
Cecilia Ruiz de Ríos
Para jaqueca de muchos, algunos de los personajes más perversos de la historia siguen teniendo un imán de atractivo a pesar del paso inexorable del tiempo, y aunque tengo que confesar que me hubiera gustado darle una buena paliza a Calígula, su figura sigue ejerciendo fascinación y debates entre historiadores. Entre los emperadores romanos-muchos de los cuales eran aberrados de cuidado-el hermoso rostro de belleza casi femenina de Cayo César Augusto Germánico(que era el nombre real de Calígula) se ha convertido en sinónimo de locura, despotismo y crueldad.
El apodo de Calígula vino de su afición por usar las caligae, o botitas, que eran la tarjeta de presentación de los militares romanos hasta el grado de centurión. Calígula vino al mundo en agosto del año 12 de la era cristiana, siendo sus padres Germánico y Agripina y su abuelo materno el fabuloso Tiberio. Desde chiquito sintió fascinación por la vida militar, y era común ver al niño correteando por cuarteles en Roma, donde los soldados le mimaban. El padre de Calígula-Germánico-llegó a alcanzar grandes niveles de popularidad, y eso hizo encelarse al megalómano Tiberio, quien aliándose con el gobernador de Siria(un mengalo llamado Cneo Pisón), optó por deshacerse de su carismático yerno sin preocuparse que dejaba a su nietecito sin papi. La muerte de Germánico a los 34 años de edad dejó a los romanos en un luto inconsolable y la muchedumbre apedreó los templos en protesta por la infamia cometida por Tiberio. Agripina fue a parar al destierro y Calígula se vio en poder de su bisabuela Livia-la maldosa esposa del emperador Augusto. Tras la muerte de Livia en el año 29, ocasión en que Calígula mostró sus buenas dotes de orador, tuvo que integrarse a la corte de su abuelo Tiberio, pero ya estaba pronto el día cuando Calígula decidiera disponer de Tiberio, haciéndole estrangular con las manos desnudas por medio del servil Macrón. No se enfriaba aún el cuerpo de Tiberio cuando ya Calígula, con una sonrisa sardónica en su bello rostro, se ponía en anillo imperial. Los romanos se regocijaron y saludaron la muerte de Tiberio esperando que su nieto fuera a enmendar las torticerías cometidas por el finado. El Senado aclamó a Calígula por justiciero, y a decir verdad, en sus primeros momentos Calígula fue muy amado por todos, especialmente por sus soldados. Calígula rindió honor a su padre prmulgando que el mes de septiembre se llamara Germánico en honor a su progenitor asesinado, concedió el consulado a su feo tío Claudio(por cierto tremendo historiador) y le dio el título de Príncipe de la Juventud a su hermano adoptivo Tiberio. Dio grandes fiestas y fue suya la frase de "Dadles circo a la plebe..."(aunque entre dientes dijo "Pero no les den mucho de comer"), algo cumplido al pie de la letra por muchos gobernantes hasta el día de hoy.
Al inicio Calígula dio mano con dulce al Senado, mostrándose respetuoso hacia ellos, hizo regresar a los exiliados y castigó a los culpables de corrupción que hicieron derroches bajo la batuta de su abuelo. Pero a los 8 meses de estar mandando, Calígula se aburrió de jugar al chico bueno y comenzó su largo rosario de desmanes.
Desde adolescente, la situación anómala de su familia le hizo proclive a los afectos confusos. Siendo adolescente, su bella hermana Drusila solía acostarse con él y en medio de los fríos nocturnos, los libidinosos muchachos disipaban sus miedos nocturnos con intensas sesiones de ipsación mutua. No es de extrañarse que Calígula a lo largo de su corta vida considerara a su hermana como el amor máximo de su existencia, y acabara teniendo relaciones sexuales completas con ella. Sus otras dos hermanas, Julia Livila y Agripina pasaron por su lecho también. Casó a Drusila con el cónsul Lucio Casio Longino, y Drusila murió en el año 38 con la salud minada por los excesos a los cuales Calígula la sometía. Fue tanto el dolor de Calígula ante la muerte de su hermana que se atrevió a amenazar a Júpiter-máxima deidad de los romanos- y suspendió todo acto público y familiar en Roma mientras le duró el luto, siendo castigados con pena de muerte quienes rieran, se bañaran o se sentaran a la mesa a comer en familia.
Los abusos de Calíogula pronto se hicieron incontables. Condenó por adulterio a sus hermanas Agripina y Julia Livila por haberse confabulado con Emilio Lépido(otro ex marido de Drusila) en una rebelión en contra suya, le arrebató la esposa al patricio Pisón en medio de un banquete y se la llevó consigo, exigió que las damas de alta alcurnia de la ciudad dieran servicios obligatorios de prostitutas a precio rebajado para que los carretoneros y mendigos se acostaran con ellas, y nombró a su amado corcel Incitatus como cónsul de Roma.
Se encaprichó con la licenciosa y avejentada Cesonia, una mujer cuyas costumbres eran reprobables y cuya figura ya no era la de una beldad, y no fue hasta que ella le parió a una hija que Calígula se dignó a nombrarla esposa. Esta hijita de Calígula probó que "hija de tigre sale rayada" y desde muy tierna edad cometía toda suerte de crueldades contra sus compañeritos de juegos.
Calígula impuso que los padres estuvieran presentes en las ejecuciones de sus hijos, y muchos mozalbetes fueron asesinados por Calígula cuando estos se negaron a acostarse con él, porque cabe mencionar que Calígula era tan aficionado a los hombres como a las mujeres. Muchas veces se vistió como Afrodita, se maquillaba y se peinaba como prostituta, y salía a buscar chavalos. Mientras se atragantaba con inmensas comilonas, solía presenciar torturas y decapitaciones, y a un esclavo a quien sorprendió robando un objeto de plata hizo que le cortaran la mano y luego lo paseó ante sus invitados con la mano colgando de una cadena del cuello como macabro y sangrante medallón. En el campo de batalla, Calígula se mostró cobarde en las campañas que desató contra las Galias y Germania, donde mató niños y ancianos a doce por minuto. Su megalomanía llegó a tal punto que en un momento expresó su deseo que Roma fuera una mujer con una sola cabeza para poderla cortar de un único tajo y así refocilarse mientras la sangre manara.
Una de las anécdotas más ilustrativas es la que se narra de Calígula y el gladiador Próculo, un hermos y moreno macho a quien Calígula envidiaba y deseaba al mismo tiempo. Cuando el gladiador se casó, Calígula y su esposa Cesonia se autoinvitaron a los esponsales. Calígula ejerció el milenario droit de cuissage(derecho de pernada)con la recién casada delante del atónito Próculo, y luego procedió a sodomizar al muchacho encima de una mesa de cocina ante los ojos desorbitados de su nueva esposa. Posteriormente, Calígula habría de hacer ejecutar a Proculo, de quien conservó como macabro talismán los genitales, los cuales por su tamaño excesivo, había hecho palidecer de envidia al perverso emperador.
Ante tanto abuso, la muerte de Calígula no resultó una sorpresa. Un 24 de enero del año 41 lo convencieron que se levantara de su lecho de enfermo, donde yacía con una dolencia estomacal, y una vez levantado urgió a unos actores a que le prepararan de inmediato una obra teatral. Quereas entonces alzó su espada y lo impactó por la espalda. 30 conspiradores más vayeron con sus espadas sobre él, y posteriormente estrellaron a su malcriada hija contra la pared para que no quedara nada de su simiente.Fue sucedido en el trono romano por su erudito tío Claudio.

4 comentarios:

Berbi dijo...

Fijate que buscando el google sobre el gladiador Próculo he caído en tu blog. Ha sido una suerte y te felicito por esta entrada sobre Calígula.

Espero seguirte

chuchin dijo...

He caído también buscando la historia de Caligula y Proculo, y me ha parecido muy interesante tu blog....

Anónimo dijo...

!Qué manía con próculo (al que hicieron un buen fist fucking en la peli de Tinto Brass)!. Por cierto, gran y ameno blog.

Anónimo dijo...

Todo esto viene en una novela cuál es el autor ?