Bienvenidos a El Mundo según Cecilia

Ni en broma ni en serio sino que en ambas formas y gracias a la guìa de mi hija Elizabeth, aquì estoy dando a luz a mi cuarta intervenciòn en Internet, siendo mis anteriores websites www.cablenet.com.ni/historyarte , www.cablenet.com.ni/historia/histoper y www.cablenet.com.ni/rubendario .Soy Cecilia, historiadora y profesora de idiomas tan orgullosamente nicaraguense como nuestro rìo San Juan, tengo 48 años y 27 dìas al momento de comenzar este parto, y es un intento por saltarme la barrera de las censuras, derribar el muro de Berlìn de los convencionalismos gazmoños y evitar que mis aportes se vean entorpecidos por la mediocridad. Aquì encontrarèis mis artìculos sobre historia, mis relatos de terror que sacan tinta de la sangre de los campos de guerra de la Nicaragua violenta de los años80, mis pensamientos filosòficos y mi amor incondicional por los animales. Quizàs sea la màxima expresiòn del egocentrismo militante y el sadismo utilitario, pero os prometo que no estarèis indiferente a nada, que ya es algo en este mundo de tedio y aburrimiento. Pasad adelante y gozad, o a como dicen los "cops" en Estados Unidos: Relax and enjoy it!
Cecilia Ruiz de Ríos
31 de octubre de 2007,Managua

domingo, 30 de marzo de 2008

El Peor voivode de Valaquia:Radu


El Vendepatria Más Bello del Mundo:Radu Cel Frumos
Cecilia Ruiz de Ríos
Uno de los hombres más bellos de la historia indudablemente fue Radu III Cel Frumos, o Radu Dracula el Guapo, nada menos que el hermano menor del legendario independentista rumano Vladimir Drácula El Empalador, pero así a como le dolía la cara de ser tan guapo, le tocó vivir una azarosa vida repletita hasta el copete de sufrimientos, escarnio, rechazo de parte de su dysfunctional familia y la mancha imborrable que la historia le dio como entreguista y vendepatria.Cabe aclarar que Vlad III el famosísimo hemano mayor de Radu, no fue el vampiro sanguinolento que protagoniza la novela Drácula del borrachín irlandés Bram Stoker, sino que en el siglo XV fue el héroe nacional quien defendió a Valaquia y Transilvania contra los embates imperialistas de los turcos otomanos.
Se cree que Radu debutó en este valle de lágrimas en 1435 en el mes de septiembre, aunque otros citan su nacimiento como a finales de agosto del mismo año en Sighisoara, hijo del príncipe Vlad Drácula II y su esposa Cneajna, una hermosa princesa moldava. Radu no pasó su infancia entre sedas, sino en una modesta casa con su hermano mayor Vlad y su mamá. Mircea, el hermano mayor de Vlad y Radu, habido con otra esposa, vivía con el padre de los tres. Las dos facciones de la casa real de Bassarab luchaban por hacerse del trono de Valaquia, y Radu desde chico vivió en medio de espantosos pleitos familiares.El mismito padre de Radu vivía en el exilio en Transilvania mientras la rama rival de la familia de Radu gobernaba a través de Dan II. Radu de bebé debe haber parecido muñequito de calendario, con unos ojos penetrantes y azules, cabellos de azabache, tez sonrosada y una sonrisa cautivadora.
Al niño Radu no le gustaban las armas ni el ejercicio físico, prefería las muñecas y perseguir a los cocineros. Tanto Mircea como Vlad desde chicos mostraron gran inclinación hacia las artes marciales y la disciplina militar, pero Radu le huía al entrenamiento militar. Era tímido y dulce, y era malvisto por los nobles quienes le vaticinaban llegar a ser un mariquita. Al padre de Radu la caía mal que su muchacho menor fuera tan delicado, sobre todo que un año después del nacimiento de Radu el viejo Vlad pudo asir el trono de Valaquia tras matar a su hermanastro Alexandru Aldea, el sucesor de Dan II. Una vez en el trono el papá de Radu se vio forzado a pagarle tributo al sultán otomano Murad II. En una de las visitas de los Drácula al sultán, Vlad y Radu fueron secuestrados por el monarca turco y el padre de ambos debió firmar un pacto de no agresión. En este cautiverio dorado, Vlad aprendería a odiar a los turcos, pero Radu se adaptó bastante bien a la situación. El sultán Murad II tenía un hijo menor,Mehmet, habido con una sirvienta. Este chico, cuando pasó a ser el heredero aparente al trono osmanlí, fijó sus enoprmes ojos grises en Radu y cultivó su amistad. El primer intento de Mehmet por seducir a Radu fue fallido, ya que el chavalo se le subió a un árbol con la agilidad de un gato de angora para evitar sus vehementes manoseos. Sin embargo, Radu acabó por enamorarse perdidamente del pelirrojo Mehmet, quien sería conocido por la historia como Mehmet II el Conquistador después que en 1453 deschincacó al imperio bizantino al tomarse Constantinopla.Radu y Vlad fueron incorporado al élite regimiento de los Jenízaros, quienes protegían al sultán. Radu adoptó con facilidad el modo de vida turco, y hasta se cree que se convirtió al Islam. Vlad pronto contaría con la liberación de su cautiverio otomano cuando el padre de ambos fue asesinado por los boyardos y el hermano mayor fuera fue enterrado vivo. Murad II soltó al furibundo Vlad para que fuera a vengar la muerte de su padre y hermano, pero Radu quedó en el harén. En 1451 Murad murió, su hijo Mehmet fue ungido sultán mientras Vlad el futuro Empalador vivía exiliado en Moldavia tras haber estado sentado en el trono por solo 2 meses. Mehmet II llevó a su lado a Radu a conquistar la ciudad de Constantinopla en mayo de 1453. Tres años más luego, el hermano de Radu(Vlad)logró asir el trono de Valaquia nuevamente y comenzó lo que algunos llaman su reino del terror en el cual Vlad empaló turcos, incendió a los antisociales y castigó a los criminales de forma brutal. Radu, siempre fiel a su amante pelirrojo, acompañó a los turcos a conquistar Valaquia 6 años después. En una escaramuza durante esta invasión, Vlad, usando tácticas de guerrilla, casi logra matar a Mehmet II y a su propio hermano Radu. Ambos lograron escaparse hacia la frontera, pero 20 mil turcos fueron empalados en un bosque por Vlad. Mehmet II asustado retornó a Constantinopla, dejando a su amante valaquio a que hiciera el trabajo sucio de instar rebeliones en contra de Vlad.Radu, quien siempre odió a Vlad por la tortura que el hermano mayor le hacía a Radu estando éste chiquito, procedió con saña hasta lograr que su plan de revueltas funcionara.Entre campesinos y boyardos sacaron corriendo a Vlad hacia Hungría, donde el rey Matías Corvino lo puso bajo arresto domiciliar. Durante 12 años, Radu actuó como voivode(príncipe)títere de Valaquia, cediendo en todo ante las exigencias de los turcos. Los que no estaban de acuerdo con su entreguismo y lo tildaban de vendepatria, lo sacudieron varias veces del trono y no lo dejaron mandar tranquilamente.A Ratos, Basarab Cel Batrin Laiota(Basarab el Viejo), miembro de la rama rival de la familia de Radu, lo sustituía en el trono y al final de cuentas Radu acabó siendo derrocado por este viejo. Radu moriría a los 40 años de edad en enero de 1475 a merced de una galopante sífilis que se adjudicó mediante sus costumbres disolutas. Su odiado hermano Vlad lo sucedió al trono tras su muerte, aunque existía una hija llamada María Voichita quien fue manufacturada por Radu con una noble francesa, aunque otros dan la versión que era hija de una sirvienta turca. Apoyado por Hungría, Moldavia y Transilvania, Vlad estuvo calentando el trono de su difunto hermano entreguista hasta 1477 cuando fue asesinado por su propio sirviente, quien recibió soborno de los turcos para decapitarle cerca de Bucarest. Poco después, Valaquia fue dominada completamente por los turcos y se dice que el cuerpo-sin la cabeza-de Vlad el Empalador fue sepultado en el monasterio de Snagov. María, la única hija de Radu, acabó siendo la adorada tercera consorte del príncipe Esteban Cel Mare El Grande de Moldavia.
La historia le pasó la gruesa cuenta a este bello ejemplar de macho rumano, y Radu está considerado como un traidor a la patria a un nivel tan oprobioso como el de Fernando VII de España o el pronazi Mariscal Pétain de Francia, mientras que su hermano Vlad El Empalador, quien no dejaba de ser un poco sádico, es aún idolatrado en Rumanía como libertador del terruño. Sin embargo, algunos historiadores nos hemos visto atraídos por la melancólica, pusilánime pero hermosa figura del pobre Radu El Guapo, y en mi caso la fascinación fue suficiente como para dedicarle mi más reciente cuento de terror Radu El estigma del Pasado.

2 comentarios:

HILDAMARIA dijo...

sON INTERESANTES TUS HISTORIAS Y LOS TRABAJOS A LOS QUE TE HAS DEDICADO.
tE INVITO A MI BLOG

http://www.blogger.com/home
MI CORREO
naturistah@gmail.com

Anónimo dijo...

Uyyy que lindo RAduuuuuu ;)