Bienvenidos a El Mundo según Cecilia

Ni en broma ni en serio sino que en ambas formas y gracias a la guìa de mi hija Elizabeth, aquì estoy dando a luz a mi cuarta intervenciòn en Internet, siendo mis anteriores websites www.cablenet.com.ni/historyarte , www.cablenet.com.ni/historia/histoper y www.cablenet.com.ni/rubendario .Soy Cecilia, historiadora y profesora de idiomas tan orgullosamente nicaraguense como nuestro rìo San Juan, tengo 48 años y 27 dìas al momento de comenzar este parto, y es un intento por saltarme la barrera de las censuras, derribar el muro de Berlìn de los convencionalismos gazmoños y evitar que mis aportes se vean entorpecidos por la mediocridad. Aquì encontrarèis mis artìculos sobre historia, mis relatos de terror que sacan tinta de la sangre de los campos de guerra de la Nicaragua violenta de los años80, mis pensamientos filosòficos y mi amor incondicional por los animales. Quizàs sea la màxima expresiòn del egocentrismo militante y el sadismo utilitario, pero os prometo que no estarèis indiferente a nada, que ya es algo en este mundo de tedio y aburrimiento. Pasad adelante y gozad, o a como dicen los "cops" en Estados Unidos: Relax and enjoy it!
Cecilia Ruiz de Ríos
31 de octubre de 2007,Managua

domingo, 30 de marzo de 2008

el Mongkut que Anita no conoció

El Genuino Monarca tras "Ana y el Rey": Mongkut de Siam
Cecilia Ruiz de Ríos
Aprovechando que hoy 18 de octubre se cumple un aniversario más del nacimiento de fabuloso rey Mongkut de Siam, hoy recordaré a uno de los monarcas más simpáticos, progresistas y sexys de todos los tiempos. Siendo quizás el soberano asiático más conocido por el vulgo debido a la comedia musical El Rey y Yo de los gringos Rodgers y Hammerstein, Mongkut ha sido el darling de Hollywood desde que una bellísima Déborah Kerr estelarizó la película El rey y Yo con el sensual Yul Brynner en el papel de Mongkut.
Maha Mongkut vino al mundo un 18 de octubre en el reino de Siam(hoy Tailandia), siendo hijo del rey de turno Buddha Loetla Nabhalai(más conocido como Rama II) y de la espléndida reina Sri Suriyendra, quien lo tuvo en un parto sencillo y sin complicaciones. El papá de Mongkut tenía un inmenso harén, por lo tanto Mongkut tuvo 72 hermanos y hermanas con quien relinchar siendo un travieso chiquillo. Desde los nueve años y siendo el príncipe heredero de la corona, Mongkut fue recluido en un palacio cerca del río Chao Phraya para que estudiara budismo, historia, literatura e idiomas, llegando a hablar el inglés posteriormente con acento casi perfecto. Aprendió a montar caballos y elefantes, y entre sus mascotas Riv, un rechoncho elefantinto albino, era su favorito. A los 12 años Mongkut fue puesto por su papi como encargado del ejército. Pero Mongkut tenía un rival para el trono, el príncipe Jetta Chesdabodin, de 17 años y más experimentado en política. Al morir el papá de Mongkut, Jetta fue seleccionado para ocupar su lugar. A los 20 años Mongkut tenía ya dos hijos y una esposa, y temiendo ser el blanco de intrigas, se hizo monje budista. Durante los próximos 27 años, Mongkut viviría una vida de privaciones y oración, viajando descalzo a través de Siam, alternando con los pobres y viviendo como cualquier pobre hijo de vecino. Esta experiencia le serviría enormemente a Mongkut cuando por fin llegaría al trono, ya que se le recuerda como uno de los monarcas más sensibles al sufrimiento humano. Además, aprovechó para instruirse en astronomía, poesía, uso de imprenta y manejo de palomas mensajeras. Fundó la secta monástica Thammayut, la cual aún existe. En 1851 Jetta(conocido como Rama III) falleció y Mongkut fue seleccionado para ocupar su lugar con el nombre de Rama IV. A los 47 años, esbelto y atractivo gracias a tanto ejercicio y trajín, Mongkut dejó alegremente su vida monástica para volver a probar los placeres de la carne. Nombró a un virrey, su hermano Chutamani, quien como Pinklao se hizo cargo del ejército siamés.
Mongkut se mostró amistoso con las potencias de Occidente, invitó a diplomáticos europeos a su coronación y comenzó a introducir innovaciones occidentales a su reino. A pesar de su apertura hacia occidente, Mongkut se garantizó que su reino no se convirtiera en mero apéndice de un monarca foráneo.
Mongkut al sentarse en el trono aprovechó la tradición siamesa para desquitarse tantos años de celibato. Se dio a la sensual tarea de manufacturar 82 muchachos con 39 distintas esposas,pero siguió siendo un magnífico esposo con su reina Thepserin, con quien compartía un gran gusto por la música y literatura. Rellenó su harén a tal punto que habían 9 mil mujeres listas para atender al monarca. Estas mujeres vivían en genuina jaula de oro, con todos los lujos pero sin oportunidad ni de asomar la punta de la nariz. Mongkut como amante y padre era posesivo, tierno y dotado de un gran sentido del humor, lo cual le hacía muy querido entre sus mujeres e hijos. Con Chulalongkorn, su primogénito, gozaba de una intensa relación de camaradería, y era tan consentidor que cuando el principito estaba pequeño, no pudo soportar la pataleta del niño cuando pidió que un elefantito albino se quedara en el palacio como mascota. El buen corazón de Mongkut abarcaba hasta a los animales. Amante de los exóticos gatos siameses, Mongkut tenía preferencia por Cyro, un enorme micifuz gordo que hasta de almohada le servía mientras el monarca descansaba leyendo a Descartes, Rousseau y otros sabios. Cuando Thepserin sugirió que se castrara al gato para que no fuera vago, Mongkut soltó una estruendosa carcajada y le replicó,"Te gustaría que me caparan a mí? Yo no le hago a nadie lo que no quiero que me hagan a mí."
Recluidas en el palacio, Mongkut quiso evitar que los cuerpos y mentes ociosas de sus mujeres fueran taller del diablo, y las puso a estudiar. Comenzó con clases de inglés impartidas por las esposas inglesas de misioneros, pero cuando estas seudopudibundas damas intentaron enseñarle religión y gazmoñería a las mujeres, Mongkut le pidió al cónsul inglés en Singapore que buscaran a una institutriz que no llegara con complejo de evangelizadora. De esta forma Anna Leonowens, una joven viuda que ya era madre, se hizo cargo de enseñar a las mujeres del harén y a los hijos de Mongkut. Ella arribó a Bangkok en 1862. De las experiencias de Anna en el harén de Mongkut habrían de salir dos libros escritos por Anna, quien al parecer llegó a sentir una galopante infatuación por el guapo y erudito rey. Si Anna y el rey se fueron al lecho o no hasta la vez no ha podido ser comprobado, pero la realidad es que la huella de las enseñanzas progresistas de la maestra pudieron apreciarse en la forma de conducirse como rey de Chulalongkorn, el principito que luego fue monarca tras la muerte del hermoso Mongkut.
En 1868 el rey Mongkut impresionó a astrónomos y al vulgo logrando predecir con mucha exactitud un eclipse solar. Desafortunadamente Mongkut y su hijo Chulalongkorn-quien estaba ya quinceañero- observaron el eclipse desde una zona pantanosa infectada de zancudos, y ambos cayeron ante un brusco ataque de malaria. Mongkut al sentir que se moría llamó a sus asesores a su lecho de muerte para instruirlos en cómo conducir el reino tras su muerte. Declaró heredero a Chulalongkorn( hijo mayor suyo y de la reina Thepserin)y falleció precisamente el día de su cumpleaños. Chulalongkorn, quien siempre fue el favorito de su papá, quedó hecho un mar de llanto pero resuelto a ser tan buen rey como su padre. Anna Leonowens estaba ausente de Siam cuando se dio la muerte de Mongkut, y envió una carta de condolencias. Chulalongkorn respondió a la carta de su ex maestra, pero no le renovó el contrato para seguir. Anna Leonowens entonces se dedicó a escribir, haciéndose famosa y adinerada contando las interioridades de la corte de Siam.El primer ministro de Siam sirvió de regente para Chulalongkorn hasta que éste cumplió los 20 años.Apenas se libró del regente, Chulalongkorn pasó a emitir reforma tras reforma, y con el correr del tiempo abolió la esclavitud, dio salud y educación a su pueblo y fue un genuino revolucionario benévolo con corona.

No hay comentarios: