Bienvenidos a El Mundo según Cecilia

Ni en broma ni en serio sino que en ambas formas y gracias a la guìa de mi hija Elizabeth, aquì estoy dando a luz a mi cuarta intervenciòn en Internet, siendo mis anteriores websites www.cablenet.com.ni/historyarte , www.cablenet.com.ni/historia/histoper y www.cablenet.com.ni/rubendario .Soy Cecilia, historiadora y profesora de idiomas tan orgullosamente nicaraguense como nuestro rìo San Juan, tengo 48 años y 27 dìas al momento de comenzar este parto, y es un intento por saltarme la barrera de las censuras, derribar el muro de Berlìn de los convencionalismos gazmoños y evitar que mis aportes se vean entorpecidos por la mediocridad. Aquì encontrarèis mis artìculos sobre historia, mis relatos de terror que sacan tinta de la sangre de los campos de guerra de la Nicaragua violenta de los años80, mis pensamientos filosòficos y mi amor incondicional por los animales. Quizàs sea la màxima expresiòn del egocentrismo militante y el sadismo utilitario, pero os prometo que no estarèis indiferente a nada, que ya es algo en este mundo de tedio y aburrimiento. Pasad adelante y gozad, o a como dicen los "cops" en Estados Unidos: Relax and enjoy it!
Cecilia Ruiz de Ríos
31 de octubre de 2007,Managua

domingo, 30 de marzo de 2008

vegetariano y animalero, Adolfo no era mal muchacho

LADYKILLER POR EXCELENCIA: ADOLFO HITLER
Cecilia Ruiz de Ríos
Una de las figuras más odiadas de la historia es indudablemente el austríaco Adolfo Hitler, quien causó la muerte no solo de más de 6 millones de judíos, sino que también causó una devastación en Europa a como no se dio en todas las guerras anteriores puestas juntas. Sin embargo, aunque haya sido un masacrador sobresaliente, nadie le puede rendir el charro que como político logró ascender vertiginosamente hasta ser considerado, muy a pesar de muchos, como un genuino estadista. Lo que muchos no saben es que Hitler fue un genuino matahembras, ya que muchas de ellas optaron por el suicidio tras haber retozado con él.
Hitler vino al mundo en Braunau, Austria un 20 de abril de 1889 en el seno de una familia dysfuncional. Su papá Alois era un agrio resentido social debido a que había sido engendrado fuera de matrimonio por su madre Ana María Schicklgruber cuando ésta, siendo una sirvienta irresponsable y golosa, había sido preñada por el hijo de su patrón. Toda la amargura de haber sido un bastardo que pasó penurias y pobreza porque el hijo del patrón(por cierto judío y acaudalado)no lo quiso reconocer, Alois era un padre odioso y regañón. Karla, su madre, era una pobre pusilánime que de los siete hijos que manufacturó con el chinchintorro Alois, 4 murieron prematuramente, otro era débil mental y uno de ellos era completamente idiota, por lo cual lo mantenían oculto para evitar bochornos. De muchacho, Hitler era pleitisto y soñaba con ser un gran pintor. En dos ocasiones lo suspendieron en exámenes de primer ingreso a la Academia de Bellas Artes en Viena, y tras dejar el hogar anduvo posando en cuartos infestados de chinches y ratas para huir del servicio militar. Se mantenía escasamente haciendo grabados, copias de cuadros y carteles publicitarios. Al estallar la primera guerra mundial, Hitler se sumó a un regimiento de infantería bávaro y perdió el miedo a las armas, destacándose en acciones bélicas hasta el punto de ser condecorado dos veces con la Cruz de Hierro. En 1920 se incorporó al Partido del Trabajo alemán y pronto lo convirtió en una organización paramilitar. Un 8 de noviembre de 1923 le dio por incitar al gobierno bávaro a rebelarse contra la república de Weimar, y esto lo aterrizó con una condena de 5 años en la cárcel, donde humeando de ira, escribió su famoso libro Mein Kempf(Mi Lucha), lo cual luego sería como biblia para los nazis.
Hitler tras salir de la cárcel recuperó el tiempo perdido a como mejor pudo, y aprovechando el estado piltrafoso en que quedó Alemania tras la sopapeada que le pegaron los Aliados en la primera guerra mundial, Hitler usó su hipnotizante retórica y gran carisma para ganar terreno político, y para 1933 fue nombrado canciller. Una vez ejerciendo sus funciones, eliminó a sus adversarios políticos y fundó su propio ejercito de camisas pardas(unos 100 mil adeptos) y el 30 de abril de 1934 ordenó la sangrienta matanza de La Noche de los Cuchillos Largos que tanto daño y llanto causó a los judíos. Una vez de mandamás de Alemania, comenzó abiertamente su política antisemita, le puso precio a la cabeza de grandes judíos como Einstein (quien se vio obligado a huir a Estados Unidos) y el 1o. de septiembre de 1939 envió sus tropas a cruzar la frontera polaca. Hitler ocupó Renania, se comió los sudetes checoslovacos y así desató la segunda guerra mundial. Para 1944, falló un complot de asesinato contra el Fuhrer y Hitler se regodeó en recetarles muertes lentas y penosas a los conspiradores: los colgaron con cierdas de piano y se les reanimaba con agua helada cuando ya parecían estar muriendo.En 1945 ya Hitler se percataba que su Imperio de los Mil Años mediante el cual pensaba someter al mundo se le caía a pedazos. Hitler entonces como buen cobarde hizo operación cusuco y se metió a su bunker debajo de la cancillería, donde despues de casarse con su concubina Eva Brau, se suicidó un 30 de abril. Cuando encontraron su cadáver chamuscado, descubrieron que el Fuhrer solo tenía un testículo.
Sobre Hitler se han tejido toda suerte de leyendas. Se cree que su odio por los judíos se debía a que su abuelita materna fue burlada por uno de ellos, y Hitler era 1/4 judío. El gran amor de la vida de Hitler fue Ángela “Geli”Raubal, la hija de una hermamastra a quien el llamaba “adorada sobrinita”. Básicamente heterosexual, aunque afirman algunos que lo vieron besándose apasionadamente con Albert Speer y otros oficiales nazis, Hitler no resultaba demasiado atractivo físicamente, pero el poder que fue adquiriendo luego resultá buen afrodisíaco. Hitler ya contaba con 40 años cuando se hizo cargo de Geli, a quien convirtió en su amante. La celaba hasta del aire, y la forzaba a posar desnuda en las poses más oobscenas imaginables. Geli también era regularmente azotada y sometida a toda suerte de prácticas sadomasoquistas, y ella se vengó de su protector siendole infiel con su chofer (Emil Maurice) y varios escoltas de su “tío”.En 1931 Geli no soportó más su jaula de oro y utilizando la pistola de Hitler se dio un tiro directamente en el corazón. El impacto sobre Hitler fue tan grande que había que vigilarlo para que no se suicidara, tan deprimido quedó por el suicidio de Geli.
Tras la muerte de Geli, Hitler conoció a Renate Muller, una menuda y linda chela que era una de las más populares actrices alemanas. Renate se hizo amante de Hitler pero en 1937, suspendió sus relaciones y en octubre de ese año, Renate se lanzó desde la ventana de su apartamento 12 metros hacia el vacío en un aparente suicidio. Otros creen que Hitler, descubriendo que tenía amores con un judío, la hizo defenestrar.
En 1939 la inglesa Unity Mitford se suicidó mediante un tiro tras una riña con el Fuhrer.vegetó por 9 años con una bala alojada en el cerebro.Antes de ella, Suzi Liptauer se ahorcó tras una cita nocturna con Hitler y María Reiter, apodada Mimi, quiso hacer lo mismo pero logró sobrevivir casi de milagro a su roce con la muerte. Marlene Dietrich, una de las mujeres más seductoras de la historia y famosa como actriz en la Alemania Hitleriana, le cantó un estruendoso no al Fuhrer cuando Hitler quiso seducirla, y su rabia fue tan grande que se exilió en Estados Unidos, desde donde enfureció aún más al chacal cuando fue a divertir a las tropas de los Aliados.
Eva Braun era una conocida actriz de medidas perfectas pero un cero a la izquierda intelectualmente hablando cuando Hitler se prendó de ella. Hitler era 23 años mayor que ella, y ya desde 1932 tenían relaciones. Para colmmo la pobre Eva había nacido con un defecto congénito que consistía en proporciones anormalmente pequeñas de sus menudencias, y Hitler la obligó a someterse a largas y dolorosas intervenciones quirúrgicas para que ella lo pudiera complacer. Una vez que Eva ya estuvo apta, el ginecólogo que la operó fue “silenciado” en un raro accidente automovilístico. Eva pasó muchos años como amante cómoda, sin protestar aún a sabiendas que su hombre andaba con otras. Eva afirmaba que se sentía frustrada a veces, pero no dudó en casarse con Hitler cuando ya la guerra la perdía la Alemania nazi. Encerrada junto a su Fuhrer en el bunker, Eva Braun contrajo nupcias con Hitler un 29 de abril de 1945. Al día siguiente, cumpliendo el pacto de suicidio convenido con su amado, se tragó una buena dosis de cianuro y murió. Para entonces ya Hitler optó por darse un tiro.
Aunque el odio de Hitler por los judíos y otras razas como los gitanos, a quienes consideraba subespecies y no humanos, era enorme, el Fuhrer tenía su lado tierno, muy oculto. Era amante de los animales, y afirmaba que era mejor ser vegetariano para no causar muerte a las criaturas porque no debían ser sacrificadas. Tuvo varios perros a los cuales adoró, y cuando uno de ellos le fue secuestrado ofreció sumas jugosas por recuperarlo pero todo fue en vano. Se lamentaba el no tener hijos, porque decía que nada era más hermoso o dulce que un bello tierno rubio, sin embargo este fue el hombre que envió a la muerte en los campos de concentración a incontables niños. Hitler sentía obsesión por las colecciones de arte, y mandó a sus acólitos a saquear todos los museos de las naciones agredidas por Alemania. A pesar de ser tan feo, Hitler era tan narcisista que no podía pasar por un espejo sin detenerse a atusarse el bigote o sumir la barriga para lucir esbelto.
Lo que Hitler hacía entre sábanas con sus mujeres ha sido fuente para abundantes leyendas sobre prácticas coprófilas, pero lo cierto es que este sádico gozaba con humillar a sus chicas y no es ningún misterio que se hayan suicidado. Entre los oradores de la historia, Hitler indudablemente se apuntó un cien. Como líder, supo sacar a Alemania de la vergonzante lipidia en que quedó tras ser castigada al finalizar la primera guerra mundial. Hitler sentía pasión por las leyendas y literatura germanas, particularmente por la saga de los Nibelungos y los dioses nórdicos. Amaba la música del también antisemita Ricardo Wagner, y leía a menudo a Nietszche porque sus teorías sobre la supremacía aria le caían a los nazis como anillo al dedo.
Los médicos soviéticos que analizaron el cadáver de Hitler se toparon con una gran sorpresa al descubrir que en el escroto solamente existía un testículo. Hitler durante toda su vida tuvo muchas relaciones sexuales, pero nunca mujer alguna salió preñada de el. El matrimonio entre Klara y Alois Hitler, sus padres, era una endogamia, y tuvo que obtenerse una dispensa papal para poderse celebrar. Hitler siempre pensó que su sangre estaba contaminada, y solía aplicarse sanguijuelas para purificarla. Hitler además era fácil presa de charlatanes que le ofrecían conservar su salud y vigor sexual hasta una vejez avanzada. Consultaba a menudo el horóscopo y creía cualquier predicción que le hicieran brujos o astrólogos. Hitler con su carácter dominante exigía total sumisión de quienes le rodeaban, y tras el atentado fallido en su contra en 1944, se volvió aún más neurótico y exigente. Entre sus admiradores el Fuhrer contaba al ex rey ingles Eduardo VIII y su esposa Wallis, quienes albergaban secretas esperanzas de que si Hitler triunfaba en la segunda guerra mundial, quizás podría restituirle el trono a Eduardo. Un gran poder de persuasión era uno de los grandes dones de este criminal, ya que logró adormecer a los alemanes para que lo siguieran en uno de los episodios más espeluznantes de la historia.



















No hay comentarios: