Bienvenidos a El Mundo según Cecilia

Ni en broma ni en serio sino que en ambas formas y gracias a la guìa de mi hija Elizabeth, aquì estoy dando a luz a mi cuarta intervenciòn en Internet, siendo mis anteriores websites www.cablenet.com.ni/historyarte , www.cablenet.com.ni/historia/histoper y www.cablenet.com.ni/rubendario .Soy Cecilia, historiadora y profesora de idiomas tan orgullosamente nicaraguense como nuestro rìo San Juan, tengo 48 años y 27 dìas al momento de comenzar este parto, y es un intento por saltarme la barrera de las censuras, derribar el muro de Berlìn de los convencionalismos gazmoños y evitar que mis aportes se vean entorpecidos por la mediocridad. Aquì encontrarèis mis artìculos sobre historia, mis relatos de terror que sacan tinta de la sangre de los campos de guerra de la Nicaragua violenta de los años80, mis pensamientos filosòficos y mi amor incondicional por los animales. Quizàs sea la màxima expresiòn del egocentrismo militante y el sadismo utilitario, pero os prometo que no estarèis indiferente a nada, que ya es algo en este mundo de tedio y aburrimiento. Pasad adelante y gozad, o a como dicen los "cops" en Estados Unidos: Relax and enjoy it!
Cecilia Ruiz de Ríos
31 de octubre de 2007,Managua

domingo, 30 de marzo de 2008

El diluvio tras de mí:Luis XV


EL ZANGANO MAS REGIO DE LA HISTORIA: LUIS XV
Cecilia Ruiz de Ríos
En un país de hombres libidinosos, a como es Nicaragua, la figura de un rey francés podría ser casi como santo patrono de nuestro donjuanes: Luis XV. Este monarca de la Casa de Borbón, bisnieto del famosísimo y cachondísimo Luis XIV, pasa a la historia como uno de los soberanos cuyo impulso sexual ha desatado un sinnúmero de leyendas.
Luis vino al mundo un 15 de febrero de 1710, hijo de una pareja que no se había casado por amor. El heredero al trono era su padre, pero cometió la barbaridad de morirse estando Luis chiquito, y cuando este muchachito bonito y sonrosado tenía apenas edad para escribir su propio nombre, el gran Luis XIV estiró la pata. Dado que era solo un niño, el tío abuelo de Luisito, el hermosísimo y erudito pero zanganísimo Felipe de Borbón, Duque de Orléans, pasó a ser regente para mientras el chico crecía, pero también este adorado tío abuelo que siempre lo respetó mucho habría de morirse prematuramente un 2 de diciembre de 1723, cuando Luisito apenas tenía trece años. La regencia fue asumida por Andrés Hércules Fleury, y cuando la corona pasó a la testa de Luisito, sus ministros ya tenían rato de estar haciendo diablos de zacate con el erario francés. Las apariciones en público de Luis siendo un rey-niño lo traumatizaron, dejándole un temor a las muchedumbres. Además, nunca aprendió a gobernar.
Luisito, quien era un hombre guapísimo, se negó a casarse con una princesa española y prefirió hacerlo con María Leszcinska, hija del depuesto rey polaco Estanislao II. Sin embargo, no la amaba. Luis, un hombre libidinoso que solía ipsarse desde los 10 años de edad, aprovechó al máximo el inicialmente núbil y bonito cuerpo de María para pasar retozando en la cama tanto como pudo. Ahí puso en práctica las enseñanzas sexuales que le impartió entre suspiros Madame de Falaris, una sensual noble que había sido amante de su tío abuelo Felipe. Mría le dio 10 hijos a Luis, siete de los cuales lograron superar la peligrosa etapa de la infancia en tiempos en que la mortalidad infantil era galopante. María se asustaba ante la voracidad sexual de su marido y se quejaba de que pasaba la vida siendo llevada a la cama para cumplir como esposa, o para parir, o para pasar sus últimos meses de panza. Marí y Luis continuaron casados hasta que ella murió agotada en 1768, pero desde 1738 no compartían el lecho. María, tras haber sufrido un aborto espontáneo, le había cerrado la puerta de su alcoba en las narices a su regio marido, y Luisito ya para entonces tenía los ojos y las manos puestos n otros lados. Luis para entonces ya tenía de querida a Madame de Mailly, una de las cinco hermanas De Nesle. Luego Luis se enamoró de Madame de Vintimille, hermana de Mailly, y la dejó hasta quelo involucrara a él la Guerra de Sucesión de Austria que se diera entre 1740 y 1748. Luis se aburrió de Vintimille, y ella murió al parirle un chavalo al rey. Luis sería el causante de la muerte de otra de las hermanas De Nesle, la bella Madame de Chateauroux. Luis la había mandado a llamar en pleno frío de madrugada, y la impetuoso amante, ansiosa de complacerlo en todo, murió de pulmonía. La menor de las hermanas De Nesle distrajo al rey por un rato, solo para verse descartada por éste cuando la casó con un duque. Solo la benjamina de las hermanas logró capearse de las insinuaciones de Luis, cuando el esposo de ella opuso resistencia.
Luis habría de perder su corazón al conocer en 1745 a Jeanne Poisson, una encantadora, bella y linajuda mujer que ya estaba muy casada...y a quien una adivina le había vaticinado que reinaría en el corazón de un monarca. La reina incluso dijo que si su Luis debía tener amante oficial, ésta debía ser Jeanne. El marido aceptó a regañadientes separarse de Jeanne, y al entrar esta mujer a la cama del rey, posteriormente logró mandar en el erario y los secretos de estado. El pueblo la odiaba por su afición al lujo, pero Luis la llamaba "la mujer más deliciosa de Francia." Le creó el título de Marquesa de Pompadour para que rimara con amour. Jeanne le preparaba platos afrodisíacos al rey, pero confesaba ser "fría por naturaleza." En 1751, con la salud minada, Madame de Pompadour no siguió compartiendo el lecho de Luis, pero logró conservar intacto el favor y el amor del zángano soberano. La Pompadour siguió siendo su gran amiga y confidente hasta que ella murió en 1764, diez años antes de la muerte del propio rey. La alcoba de ella estaba comunicada con la del rey por una escalinata. Luis entonces recurrió a meretrices para seguir refocilándose. Fue así que nació el Parc Aux Cerfs-Parque de los Ciervos- en el cual habían nobles dedicados tiempo completo a comprar jovencitas lindas, tanto campesinas como linajudas, para que perdieran la virginidad con el rey y luego fueran sus chicas de placer. Esto era una especie de burdel creado solo para gusto del rey, y muchas de las niñas(algunas hasta de 10 y once años) no sabían que el elegante hombre maduro que las visitaba era el monarca, sino que creían que era algún rico mercader. Las chicas eran educadas por las prostitutas más curtidas para aprender los mil y un secretos de la sensualidad perfecta, y muchas veces algunos nobles empobrecidos vendían a sus hijas aún a sabiendas que iban a una vida de pecado. Una de ellas, Luisa O´Morphi, de quien se dice fue un regalo del famoso libertino Giovanni Jacobo Casanova, llegó a parirle dos hijos a Luis pero éste la descartó cuando hizo una pregunta demasiado curiosa sobre Madame de Pompadour. Luis entonces la casó con un noble menor.
En 1768 Luis adquirió su última querida importante, la sensual Condesa Du Barry, de quien se decía que era hija de una prostituta y un monje a quien había hecho caer en pecado. La Du Barry se las pegaba al rey con jóvenes cortesanos, y Luis se hacía el de la vista gorda(obesa, diría yo!) Pero la conservaba junto a él pues la gloriosa juvetud y las artes amatorias de la condesita le hacían olvidar que ya era un viejo. Luis murió de una galopante viruela en brazos de su querida un 10 de mayo de 1774, y aunque dicen las malas lenguas con la mía a la cabeza que estiró la pata mientras trataba de consumar el acto sexual adornado por múltiples pústulas y una fiebre que poco tenía que ver con su ardor sexual, no hay prueba alguna que el rey más zángano de Francia haya fallecido estando-a como decía el chismoso ex colaborador de los nazis Francois Mitterand cuando se reía de la historia colorida de su país-"enchufado y girando como una licuadora."