Bienvenidos a El Mundo según Cecilia

Ni en broma ni en serio sino que en ambas formas y gracias a la guìa de mi hija Elizabeth, aquì estoy dando a luz a mi cuarta intervenciòn en Internet, siendo mis anteriores websites www.cablenet.com.ni/historyarte , www.cablenet.com.ni/historia/histoper y www.cablenet.com.ni/rubendario .Soy Cecilia, historiadora y profesora de idiomas tan orgullosamente nicaraguense como nuestro rìo San Juan, tengo 48 años y 27 dìas al momento de comenzar este parto, y es un intento por saltarme la barrera de las censuras, derribar el muro de Berlìn de los convencionalismos gazmoños y evitar que mis aportes se vean entorpecidos por la mediocridad. Aquì encontrarèis mis artìculos sobre historia, mis relatos de terror que sacan tinta de la sangre de los campos de guerra de la Nicaragua violenta de los años80, mis pensamientos filosòficos y mi amor incondicional por los animales. Quizàs sea la màxima expresiòn del egocentrismo militante y el sadismo utilitario, pero os prometo que no estarèis indiferente a nada, que ya es algo en este mundo de tedio y aburrimiento. Pasad adelante y gozad, o a como dicen los "cops" en Estados Unidos: Relax and enjoy it!
Cecilia Ruiz de Ríos
31 de octubre de 2007,Managua

lunes, 11 de febrero de 2008

El rey granjero que se meò en el palacio


EL RECONTRALOCO DE INGLATERRA:JORGE III
Cecilia Ruiz de Ríos

A lo largo de la historia, unos cuantos reyes y reinas han perdido la chaveta, pero para pocos acarreó tan nefasta consecuencia la locura como el pobre Jorge III de Inglaterra, a quien se le insolentaron e independizaron las colonias que hoy forman Estados Unidos mientras él se arrancaba pelos hasta de la peluca.
Jorge vino al mundo un 4 de junio de 1738, hijo de Augusta de Saxe-Coburgo-Gotha y el príncipe de Gales de Inglaterra Federico, conocido como "El Pobrecito Fred" porque ambos progenitores lo detestaban a tal punto que le deseaban la muerte. El papi de este Pobre Fred era Jorge II de Inglaterra, y su corona no le impedía expresar que su hijo Fred era el mayor villano nacido en toda la pelotita del mundo. Sin embargo, Fred fue mejor papá con Jorgito que Jorge II con él, y de esa forma el futuro Jorge III recibió excelente educación y buena formación en las artes.En marzo de 1751 un fuerte resfriado acabó con la vida de Pobre Fred, y su viuda se hizo una madre leona de posesiva con los hijos. Posteriormente, esta estrujante mamá de Jorgito habría de echarse de amante al guapísimo y ambicioso John Stuart,Lord Bute. Jorgito depositó buen afecto en el concubino de su mamá, a tal punto que cuando se enamoró de la bella quinceañera Sara Lennox, Bute le negó permiso para hacer la boda y Jorgito sencillamente se resignó.
Jorgito habría de enamorarse locamente otra vez cuando conoció a una bella cuáquera llamada Hannah Lightfoot, quien le tuvo tres hijos.Muchos afirman que Jorgito se casó morganáticamente con ella, lo cual haría que su posterior boda con la princesa germana Carlota de Mecklenburgo-Strelitz no hubiera sido válido por bigamia. Carlota, la regia esposa que seleccionaron para Jorgito era una mujer flaca, fea, con boca de alcancía y cara de mona, pero era buena costurera, excelente bordadora y tocaba el clavicordio con mucha gracia.A pesar de ser tan horrorosa, el sensual Jorgito se dedicó a preñarla en numerosas ocasiones, utilizando los embarazos de Carlota para mantenerla alejada de cuanta intriga palaciega existiera.
Jorgito como papi era dulce pero severo, ceremonioso pero consciente, y la paternidad le alivió bastante su sentido de inseguridad. Como monarca, comenzó bien. Creó fincas modelos en Windsor, por lo cual le llamaron los agradecidos campesinos "El Granjero Jorgito", y con sus colecciones de libros y manuscritos puso las bases para la fundación de la futura Biblioteca del Museo Británico. Coleccionaba dibujos, monedas, medallas, relojes y modlos de barcos. Jorgito y su mujer se iban a la cama a las 10 de la noche, y su corte tenía la reputación de ser la más aburrida de toda Europa. En 1726 el primer ataque de locura lanzó su zarpazo, aterrizando al rey en cama desde enero hasta julio. Eran los primeros síntomas de porfiria, un mal de la sangre que causa dolorosas inflamaciones, gota, y demencia galopante.En 1765 Jorgito volvió a caer gravemente enfermo y un año más tarde tendría otra recaída.Lo curioso es que después de estos períodos peligroso, Jorgito exhibía su natural buen humor y no padecía de nada más grave que de hambre. Lord Bute, quien había guiado a Jorge III en sus primeras lides reales, se vio con la salud minada y se retiró. Jorgito entonces comenzó una serie de sillas musicales de ministros, pero desde 1770 tuvo el mal tino de poner a su amigo Federico North como primer ministro(sería el peor de toda la historia inglesa!).En 1775 la guerra independentista de los americanos estalló. Los coloniales-futuro gringos-protestaban contra los intentos de extricarles aún más impuestos y se dieron incidentes como la Fiesta del Té en Boston cuando enfurecidos manifestantes echaron al agua un buen cargamento de te procedente de Inglaterra. Jorgito quiso someter por completo a los coloniales y le salió el tiro por la culata.Los futuros gringos se independizaron u 4 de julio de 1776 y consolidaron su independencia con la Paz de Versalles en 1783 mientras Jorgito se arrancaba las mechas de la ira en su palacio.
Como hombre de familia, Jorgito sufriría mucho. Una hermana suya(Augusta) fue entregada en matrimonio al patán de Carlos II de Brunswick para ser aparatosamente infeliz, y su hermanita menorCarolina Matilde fue casada con el loco Christian VII de Dinamarca, para acabar en desgracia cuando se las pegó al demente con un político danés y Christian la repudió. En 1765 su hermano favorito Federico murió a los quince años de edd, y los dos otros hermanos de Jorgito se casaron con señoras que él consideraba de bajísima estofa, por lo cual Jorgito optó por promulgar la famosa Acta de Bodas Reales mediante la cual ningún miembro de la casa real puede casarse antes de los 25 años de edad sin la venia del
rey ni tampoco sin la aprobación del parlamento si es mayor de 25.
n junio de 1783 Jorgito cayó nuevamente en cama y se fue a tomr aguas medicinales a Cheltenham. En octubre de ese mismo año, Jorge recaería de nuevo, con fiebre calcinante y un parloteo constante. El 5 de noviembre de ese año el rey comenzó a parlotear como cotorra electrocutada durante la cena. Perdió el control y tuvo delirios. A veces desconocía a la reina, otras veces afirmaba que él era otra persona y no el rey. Para 1789 había mejorado un poco, y durante su enfermedad su hijo, el futuro Jorge IV, aprovechó que su papi no lo controlaba para hacer diablos de zacate. Jorge IV era un degenerado bohemio, gastón e irresponsable, y las relaciones entre Jorgito y su heredero se deterioraron mucho, a tal punto que cuando Jorge IV tuvo que asumir la regencia en 1811 padre e hijo casi no se hablaban. Para 1805 Jorgito tuvo otro ataque de locura y le tuvieron que remitir a una camisa de fuerza.Para 1812 la reina desistió de atender a su marido y dejó que los hijos se hicieran cargo.Para 1817 Jorgito estaba quedando más sordo que una tapia. En 1818 ya no podía caminar. Lucía flaco y desgreñado,y en una ocasión dijo que deseaba ropas negras para llevarle luto a Jorge III, dado que Jorge III había sido buen hombre pero muy confundido. La reina Carlota murió en noviembre de 1818 y esto aceleró el deterioro de Jorgito. En Navidad de 1819 el pobre rey tuvo otro ataque al no ver a su mujer en la mesa. Murió el 29 de enero de 1820 a los 81 años de edad.