Bienvenidos a El Mundo según Cecilia

Ni en broma ni en serio sino que en ambas formas y gracias a la guìa de mi hija Elizabeth, aquì estoy dando a luz a mi cuarta intervenciòn en Internet, siendo mis anteriores websites www.cablenet.com.ni/historyarte , www.cablenet.com.ni/historia/histoper y www.cablenet.com.ni/rubendario .Soy Cecilia, historiadora y profesora de idiomas tan orgullosamente nicaraguense como nuestro rìo San Juan, tengo 48 años y 27 dìas al momento de comenzar este parto, y es un intento por saltarme la barrera de las censuras, derribar el muro de Berlìn de los convencionalismos gazmoños y evitar que mis aportes se vean entorpecidos por la mediocridad. Aquì encontrarèis mis artìculos sobre historia, mis relatos de terror que sacan tinta de la sangre de los campos de guerra de la Nicaragua violenta de los años80, mis pensamientos filosòficos y mi amor incondicional por los animales. Quizàs sea la màxima expresiòn del egocentrismo militante y el sadismo utilitario, pero os prometo que no estarèis indiferente a nada, que ya es algo en este mundo de tedio y aburrimiento. Pasad adelante y gozad, o a como dicen los "cops" en Estados Unidos: Relax and enjoy it!
Cecilia Ruiz de Ríos
31 de octubre de 2007,Managua

jueves, 7 de febrero de 2008

se peleò hasta con su ataùd!


EL BASTARDO MAS PLEITISTO DEL MUNDO
Cecilia Ruiz de Ríos

En Nicaragua, llamamos gallo de pelea al hombre bochinchero. En Normandía, el que siempre vive en trifulcas se le dice que es un Guillermo, recordando al famosísimo Guillermo el Bastardo(llamado El Conquistador después de que se fue en 1066 a ceñirse la corona inglesa.) De mirada intensa y buena figura en su juventud, Guillermo de Normandía fue uno de los guerreros más consumados de la historia y ni su muerte la tuvo en paz.
El ducado de Normandía tuvo como su primer titular a un hombre aguerrido llamado Rollo, pirata nórdico que hizo destrozos en las costas francesas hasta que el rey galo Carlos El Simple en el año 911 le concedió a Normndía, títulos, dinero y privilegios a cambio de que convenciera a otros corsarios para que dejaran de molestar. De este ex pirata convertido al cristianismo con el nombre de Roberto desciende la estirpe de los poderosos duques de Normandía. El padre de Guillermo, llamado también Roberto como el fundador de la dinastía, era conocido como Roberto el Diablo y aunque estaba casado sin amor con una dama muy tiesa, se enamoró como un colegial cuando conoció a Arlette, la linda pero pobre hija de un curtido de cueros. Se la llevó de querida a su castillo, donde al año de estar con ella en amores, les nació el pleitisto Guillermo. El haber nacido en el lado errado de la sábana fue motivo de numerosas humillaciones a este orgulloso chico, a quien le daba grima que le recordaran que era bastardo. Arlette luego tuvo una hija de Roberto y posteriormente se casó con un visconde, con el cual tuvo 4 chavalos más, incluido, Odo quien llegaría a ser asesor de Guillermo cuando ambos ya eran adultos.
La infancia de Guillermo fue agitada. A los 8 años, antes de partir en un viaje a la tierra santa, Roberto el Diablo presintió que moriría durante el viaje y obligó a sus vasallos a jurarle lealtad a Guillermo, próximo Duque de Normandía. Roberto en efecto nunca volvió, dejando a Guillermo con el título y el riesgo de secuestros, intentos de asesinato y otros complots urdidos por los nobles que se negaban a obedecer a un bastardo. A los quince años, Guillermo se puso su primera armadura para ser armado caballero, y a los 19 años se fue a la guerra contra su primo Guido de Borgoña para defender su legítima herencia. Con la ayuda del rey francés Enrique I, Guillermo logró derrotar a los rebeldes. Posteriormente Guillermo habría de agradecer al rey francés su ayuda peleando contra él.
Cuando ya Guillermo pasaba de los 20 años, le pidió al conde Balduino de Flandes la mano de la diminuta pero graciosa hija de éste, Matilde. Pero la chavala ya tenía amores con un inglés llamado Brithric, y ella dijo que prefería hacerse monja antes de casarse con un bastardo que ni siquiera podía garantizarle apellido. Cuando Guillermo se enteró del desplante de Matilde, la espió a la salida de misa y la siguió. Acto seguido le pegó, le rompió la ropa, la arrastró en el lodo y se mofó de ella. No fue un cortejo romántico, pero al fin y al cabo Guillermo y su Matilde acabaron casándose, y llegaron a entenderse muy bien. Tuvieron 4 hijos y 5 chicas. El papa objetaba a la unión entre Matilde y Guillermo debido a que eran primos distantes, y optó por excomulgar a Guillermo. La sagaz pareja logró congraciarse nuevamente con la iglesia años más tarde al costo de dos abadías construidas con dinero de Guillermo.
En 1051 Guillermo visitó al estrambótico y santurrón rey inglés Eduardo El Confesor. Eran primos entre sí, y Eduardito luego sería canonizado pues se dedicaba más a rezar que a gobernar. Para colmo, dado que Eduardo era casado pero practicaba el celibato para frustración de su mujer, no tenía hijos. Eduardo le prometió el trono de Inglaterra a Guillermo, pero al pasar los años se olvidó de su promesa cuando su cuñado Harold Godwinson lo visitó. Este Harold cayó en manos de Guillermo cuando una tormenta desvió su barco, y no fue liberado por el cruel Guillermo hasta que hubiera jurado respetar la anterior promesa de Eduardo. Harold además prometió casarse con Agatha, hija de Guillermo. Dado que Harold nunca cumplió con ninguna de las dos promesas, cuando Eduiardo murió en Inglaterra, Harold se hizo al trono. Esto irritó mucho a Guillermo, quien se lanzó a la invasión en 1066. En la batalla de Hastings del 14 de octubre Guillermo derrotó a Harold, quien además fue muerto por una flecha que le perforó un ojo. Su cuerpo no fue cristianamente sepultado cuando Guillermo se negó a conmoverse con el llanto de la mamá de Harold. Guillermo pasó a ser el rey Guillermo I de Inglaterra el 25 de diciembre de 1066, pero no fue feliz debido a su disfuncional familia.
Agatha, su hija despreciada por Harold, fue enviada a casarse con el rey de Castilla, pero murió de camino a su boda.Una vez rey, Guillermo decidió tomar medidas retroactivas en cuanto al pasado de su mujer, y echó preso a Brithric, el primer amor de Matilda. El pobre hombre habría de morir en prisión pagando por haber sido el que estrenó a la liliputiense Matilda, de quien se dice que era casi una enana. El primogénito de Guillermo, Roberto "El Patanguito" iba a darle mucha guerra a papi rebelándose contra él. El bochinche entre el primogénito y Guillermo llegó a tal punto que se enfrentaron en batalla en 1079, resultando herido en una mano no solo Guillermo, sino también Guillermo Rufo, otro hijo de Guillermo. Roberto y su papá habrían de reconciliarse poco antes de la muerte de Guillermo, y al fin y al cabo el primogénito heredaría Normandía. Guillermo además se peleó con su medio hermano Odo, quien fue su asesor y a quien convirtió en Obispo de Bayeux. Parece ser que a Guillermo no le gustaban los arribismos del obispo, y Odo fue a parar al tabo por cinco años con todo y su sotana...
Al envejecer, Guillermo no se suavizó. Siguió siendo rudo, agresivo, pleitisto y rencoroso, y nunca perdía chance de irse a la guerra. Mientras combatía a los franceses en la Batalla de Mantes, se cayó aparatosamente de su caballo de tal forma que sus intenstinos se le reventaron adentro. En tiempos en que no había antibióticos, era de esperar que se engangrenara pavorosamente. Murió 5 semanas luego de su caída un 9 de septiembre de 1087. Sus sirvientes, recordando humillaciones suyas, lo desnudaron y le robaron la ropa, pero un caballero piadoso arregló su funeral. Sería enterrado en la abadía de San Esteban en Caen, Normandía. Pero en medio del funeral, un fuego comenzó en la abadía. Tras haberlo extinguido, los que caragaban su cuerpo quisieron embutir el cuerpo de Guillermo en un ataúd demasiado chico, y el fétido cadáver explotó bañando a todos de hedor y fragmentos macabros. Todos huyeron del funeral y los pobres monjes, a pesar de la tufalera, tuvieron que terminar la tarea de darle cristiana sepultura a este hombre que pasa a la historia como gran estratega militar, gobernante de alta probidad y un rencoroso y pelitisto como pocos.

No hay comentarios: