Bienvenidos a El Mundo según Cecilia

Ni en broma ni en serio sino que en ambas formas y gracias a la guìa de mi hija Elizabeth, aquì estoy dando a luz a mi cuarta intervenciòn en Internet, siendo mis anteriores websites www.cablenet.com.ni/historyarte , www.cablenet.com.ni/historia/histoper y www.cablenet.com.ni/rubendario .Soy Cecilia, historiadora y profesora de idiomas tan orgullosamente nicaraguense como nuestro rìo San Juan, tengo 48 años y 27 dìas al momento de comenzar este parto, y es un intento por saltarme la barrera de las censuras, derribar el muro de Berlìn de los convencionalismos gazmoños y evitar que mis aportes se vean entorpecidos por la mediocridad. Aquì encontrarèis mis artìculos sobre historia, mis relatos de terror que sacan tinta de la sangre de los campos de guerra de la Nicaragua violenta de los años80, mis pensamientos filosòficos y mi amor incondicional por los animales. Quizàs sea la màxima expresiòn del egocentrismo militante y el sadismo utilitario, pero os prometo que no estarèis indiferente a nada, que ya es algo en este mundo de tedio y aburrimiento. Pasad adelante y gozad, o a como dicen los "cops" en Estados Unidos: Relax and enjoy it!
Cecilia Ruiz de Ríos
31 de octubre de 2007,Managua

domingo, 18 de noviembre de 2007

Cuàntas le hubièramos dicho que no?



ENTRE SANTO Y PECADOR.: EL PATRIOTICO ESTEBAN EL GRANDE DE MOLDAVIA
Cecilia Ruiz de Ríos
Uno de los hombres más valientes que ha tenido la historia es indudablemente Esteban El Grande, o Esteban Cel Mare de Moldavia, quien a pesar de ser tan enamorado de las faldas como de su país, se las ingenió para llegar a ser canonizado como San Esteban. Este voivode(así es como llaman a los monarcas en los países balcánicos)de Moldavia fue un precioso macho de la especie, de brillante intelecto y un patriotismo a prueba de bombas. No en balde mi profesora de historia Danielle Rocher decía entre risas que le hubiera gustado conocerlo estando ambos jóvenes y solteros!
Esteban nació en agosto de 1433 en Borzesti y se iría de este valle de lágrimas un 2 de julio de 1504, pero entre cuna y tumba siempre fue el foco de atención de todos. En Europa su patriotismo y dedicación a la autodeterminación de su pueblo aún es leyenda. Nacido en una casa de alto linaje, Esteban no estaba destinado a reinar sino a engrosar las filas de la iglesia como un sacerdote más. Con enormes ojos pardos, pelo rojo intenso y un rostro redondo y gracioso, Esteban desde chico dio muestras de poseer una inteligencia extraordinaria. Tuvo también la enorme suerte de caerle de perlas al adusto Vlad III El Empalador(el mismo a quien Bram Stoker demonizó como vampiro chupasangre en su novela Drácula, pero quien en realidad era un ardiente patriota quien luchó contra los otomanos). Vlad el Empalador le ayudaría al joven Esteban a conseguir el trono de manos del tío del chico, Pedro Aron. El 14 de abril de 1457 Esteban por fin se vio coronado y de inmediato le tocó mostrarle a unos invasores con cuántas papas se hacía un guiso bélico. El abusivo rey húngaro Matías Corvino creía que por ser joven Esteban no saldría a luchar, sin embargo se llevó tremendo susto. Al frente de sus tropas, Esteban sacó volando a los invasores húngaros en 1467 en la Batalla de Baia. 4 años más tarde, Esteban, viendo que la Valaquia de su aliado Vlad Drácula estaba bajo la bota otomana, lanzó sus tropas para sacar a los turcos de la patria del hombre quien le ayudó a coronarse voivode.
Esta acción le cayó como balde de agua hirviendo al sultán otomano de turno, nada menos que el famoso Mehmet II El Conquistador, quien en 1453 había deschincacado a Bizancio. Esteban se enfrentó a las huestes de Mehmed II en 1475 en la batalla de Podul Inalt cerca de Vaslui. La victoria definitiva de Esteban fue factor decisivo para que los turcos cesaran de estar hostigando en los Balcanes, por lo menos por un rato hasta que en 1476 Esteban se vio derrotado por ellos en Razboieni. Pero no todo era color de rosa para los turcos tras derrotar en esta ocasión al bravo Esteban, pues padecieron una epidemia de peste entre sus tropas y eso les causó numerosas bajas. Los otros potentados europeos no quisieron ayudar a Esteban a aprovechar esta debilidad de los turcos y echarlos de una vez por todas, pero el Papa Sixto IV llamó al moldavo “el campeón de Cristo”...para lo mucho que sirven los motes a la hora que se precisan tropas y avituallamiento!
Después de 1484, Esteban no solo tuvo que barajárselas contra los turcos, sino que también debió lidiar contra húngaros y polacos que veía con ojos de plato de almíbar a su patria Moldavia. Jugando a aquello que el enemigo de mi enemigo es mi amigo, Esteban se vio forzado a negociar un tratado con el sultán Bayaceto II el Jardinero para preservar la independencia de su terruño, pero esta autodeterminación estaba bien cara pues debían pagarle jugosos tributos anuales a los otomanos. Tras la muerte del barbudo Esteban, los moldavos habrían de pasar 300 años bajo dominio otomano.
A pesar de que pasó guerreando mucha parte de su vida, Esteban dio a su pueblo abundante progreso en las areas de la cultura, el comercio y la educación. Hizo más de 44 iglesias y monasterios, siendo estos fuentes valiosas de la cultura y el saber. Esteban, cuando lograba sacar un poco de tiempo, participaba personalmente en la construcción de las iglesias, ya que era un hombre muy devoto. En sus pocos ratos de sosiego, escribía poesía religiosa y a veces, hasta madrigales eróticos. Considerado como un santo por muchos cristianos, Esteban jamás le hacía asco a los placeres de la mesa y la cama, y se cree que engendró unos 24 bastardos con toda ralea de señoras, desde nobles hasta sirvientas. Estuvo casado en tres ocasiones, siendo su primera mujer Maruska, hija de un noble. Tras la muerte de Maruska casóse con la orgullosa bizantina María de Mangop, y su tercera consorte fue la bellísima, erudita y piadosa María Voichita-hija del voivode valaquio Radu el Guapo y sobrina del feroz Vlad Drácula III el Empalador. Al morir Esteban, fue sepultado en el monasterio de Putna a la par de su tercera esposa María Voichita. Contrastando con la podrida fama de su tercer suegro Radu Cel Frumos(Radu el Guapo) quien era vendepatria, maricón y hasta murió sifilítico de tanto bacanal, Esteban goza una inmejorable reputación como líder independentista. Fue canonizado por la Iglesia Ortodoxa Rumana como San Esteban El Grande y muchos rumanos hoy llevan el nombre de Esteban por él.