Bienvenidos a El Mundo según Cecilia

Ni en broma ni en serio sino que en ambas formas y gracias a la guìa de mi hija Elizabeth, aquì estoy dando a luz a mi cuarta intervenciòn en Internet, siendo mis anteriores websites www.cablenet.com.ni/historyarte , www.cablenet.com.ni/historia/histoper y www.cablenet.com.ni/rubendario .Soy Cecilia, historiadora y profesora de idiomas tan orgullosamente nicaraguense como nuestro rìo San Juan, tengo 48 años y 27 dìas al momento de comenzar este parto, y es un intento por saltarme la barrera de las censuras, derribar el muro de Berlìn de los convencionalismos gazmoños y evitar que mis aportes se vean entorpecidos por la mediocridad. Aquì encontrarèis mis artìculos sobre historia, mis relatos de terror que sacan tinta de la sangre de los campos de guerra de la Nicaragua violenta de los años80, mis pensamientos filosòficos y mi amor incondicional por los animales. Quizàs sea la màxima expresiòn del egocentrismo militante y el sadismo utilitario, pero os prometo que no estarèis indiferente a nada, que ya es algo en este mundo de tedio y aburrimiento. Pasad adelante y gozad, o a como dicen los "cops" en Estados Unidos: Relax and enjoy it!
Cecilia Ruiz de Ríos
31 de octubre de 2007,Managua

domingo, 18 de noviembre de 2007

las madres espirituales de Ho Chi Mihn



LAS HERMANAS TRUNG: CAUDILLAS INDEPENDENTISTAS DE VIETNAM
Cecilia Ruiz de Ríos

Aunque el término Independencia se conjuga en femenino, pocas veces se reconoce la participación de las mujeres en las luchas por la autodeterminación de los pueblos. Estando en el mes de la Patria en Nicaragua, y sin olvidar que ya hubo una Rafaela Herrera quien sin darse cuenta peleó por la futura Nicaragua(en el siglo XVII aún éramos la Provincia de Nicaragua), a petición de varios alumnos esta vez vamos a hablar de una pareja de hermanas de quien Ho Chi Minhn habría de heredar muchas tácticas de guerra.
En Vietnam las féminas siempre han estado presentes defendiendo la soberanía nacional en contra de los extranjeros. Las hermanas Trung en el año 40 de la era cristiana se pusieron al frente de la lucha contra los chinos en una revuelta que hizo el pueblo vietnamita en contra de sus crueles conquistadores. Los vietnamitas habían estado bajo el sangriento yugo de un gobernador chino llamado To Dinh. Y hay historiadores que opinan que si las Trung no se hubieran alzado contra los chinos, quizás no existiera Vietnam hoy como nación.
Las hermanas era hijas de un poderoso señor. Trung Trac era la mayor, y su hermanita menor Trung Nhi era casi su sombra. Ellas vivieron en un tiempo en que las mujeres vietnamitas gozaban de libertades que luego les fueron prohibidas en siglos posteriores. Por ejemplo, las fémionas podía heredar propiedades a través de la línea materna y podían optar a ser líderes políticas, jueces, comerciantes, navegantes y hasta guerreras.
Trung Trac, quien desde niña fue impetuosa y tenía enormes trenzas negras,a la hora de casarse acabó siendo la esposa de Thi Sach, otro poderoso señor del area. Trung Trac gustaba de criar animales, bailar y cocinar, pero sentía pasión por las armas y la política. Fue ella quien movilizó a los vietnamitas de alta estirpe a rebelarse contra los chinos. La leyenda reza que para convencer a la élite en la cual estaba incluido el marido de ella, Trung Trac hasta mató a un pavoroso tigre y luego usó la piel del tigre como pergamino para redactar una proclamación llamando a la gente a seguir a los nobles en la lucha contra los chinos.
Trung Nhi era la lugarteniente de su hermana, y entre ambas juntaron un ejército de 80 mil personas para echar a los chinos de sus tierras. Entre las 36 mujeres con posiciones de mando en este ejército iba incluida la madre de ellas y una tía. Trung Trac las entrenó para ser generales. Los nombres de muchos líderes están grabados en los templos dedicados a las Trung, y muchos de estos líderes eran hembras. 65 fortalezas fueron liberadas por las huestes de las Trung.
Tras haber conquistado la victoria, el pueblo proclamó a Trung Trac como mandamás. La rebautizaron como Trung Vuong o "Reina Trung". Estableció su corte real en Me-linh, un antiguo centro político en la planicie adyacente al río Hong. Como reina abolió los odiados impuestos mediante los cuales los chinos desangraban los bolsillos vietnamitas. Ella también intentó establecer una forma más sencilla de gobierno más acorde con los valores tradicionales de Vietnam. Durante tres años más las Trung se involucraron en constantes batallas para quitarse de encima el gobierno chino en Vietnam. Cuando los chinos se armaron mejor, fueron derrotadas en el año 43 de la era cristiana. Antes de aceptar la derrota y ver a su pueblo sometido a la esclavitud y la injerencia extranjera, la leyenda reza que ambas hermanas escogieron la forma tradicional vietnamita de mantener el honor intacto:el suicidio. Algunos afirman que se ahogaron en un río con piedras en los bolsillos de sus ropas, otros las colocan anticipándose por muchos siglos a Alfonsina Storni ahogándose en el mar, mientras que los más imaginativos las colocan ascendiendo al cielo hacia las nubes, solo que sin las sábanas con las cuales Remedios la Bella se fue al firmamento en Cien Años de Soledad del magistral Gabo.
A como hayan dejado este valle de lágrimas, las hermanas Trung son aún veneradas en Vietnam y cuando los franceses se negaban a salir de Indochina, hubo mujeres que lucharon al lado de Ho Chi Minh que formaron un Frente Trung para librar actos de sabotaje y guerra de guerrillas. Ho Chi Minh en numerosas ocasiones reconoció su deuda con las hermanas Trung, y numerosas tácticas de guerra, entre ellas los túneles subterráneos, datan de las batallas de Trung Trac y Trung Nhi. Se ignora en realidad si la madre de las muchachas pereció en una de las batallas, pero la realidad es que las Trung lograron integrar a una buena parte de las féminas de su familia a la lucha independentista de Vietnam.
Tanto sacrificio y valentía indudablemente tuvo un costo emocional alto. Trung Trac a menudo le recriminaba al marido por adoptar posiciones cómodas ante el injerencismo chino, y aunque muchas veces los pleitos rugían por días, Trung Trac amaba profundamente a su esposo y le tuvo varios hijos. Además, a Thi Sach le sabía muy mal eso de tener mujer a medias dado que la mayor parte del tiempo Trung Trac andaba en sus lides militares.
A Trung Nhi se le atribuye el haber renunciado a un amor de juventud porque el muchacho era chino, y ella se negaba a aparearse con alguien que tuviera nexo con el invasor de su patria.
Trung Nhi sin embargo, según una leyenda, siempre anduvo al cuello un amuleto de jade que el enamorado chinito le había dado antes de partir. Tanto Traung Trac como Trung Nhi eran expertas domadoras de elefantes, y tuvieron varios que usaban como transporte pesado para cargar armas y vituallas para sus huestes. Trung Trac se presentó en estado avanzado de embarazo a una de las batallas, probando que ni eso podía detenerla a la hora de la lucha y desmintiendo de antemano y con muchos siglos de anticipación los comentarios machistas de Muammar El Khadaffi en este siglo, quien afirma en su Libro Verde que las mujeres por biología son "diferentes"(léase inferiores.)
Hoy en día, la historia de las hermanas Trung ha sido recogida como bandera de lucha no solo por feministas del mundo entero, sino que en su patria son consideradas próceres y están presentes en poesías, canciones, literatura y templos del país.

No hay comentarios: