Bienvenidos a El Mundo según Cecilia

Ni en broma ni en serio sino que en ambas formas y gracias a la guìa de mi hija Elizabeth, aquì estoy dando a luz a mi cuarta intervenciòn en Internet, siendo mis anteriores websites www.cablenet.com.ni/historyarte , www.cablenet.com.ni/historia/histoper y www.cablenet.com.ni/rubendario .Soy Cecilia, historiadora y profesora de idiomas tan orgullosamente nicaraguense como nuestro rìo San Juan, tengo 48 años y 27 dìas al momento de comenzar este parto, y es un intento por saltarme la barrera de las censuras, derribar el muro de Berlìn de los convencionalismos gazmoños y evitar que mis aportes se vean entorpecidos por la mediocridad. Aquì encontrarèis mis artìculos sobre historia, mis relatos de terror que sacan tinta de la sangre de los campos de guerra de la Nicaragua violenta de los años80, mis pensamientos filosòficos y mi amor incondicional por los animales. Quizàs sea la màxima expresiòn del egocentrismo militante y el sadismo utilitario, pero os prometo que no estarèis indiferente a nada, que ya es algo en este mundo de tedio y aburrimiento. Pasad adelante y gozad, o a como dicen los "cops" en Estados Unidos: Relax and enjoy it!
Cecilia Ruiz de Ríos
31 de octubre de 2007,Managua

domingo, 18 de noviembre de 2007

el mejor sultàn de los osmanlìes



EL MANDAMAS MAS NECESARIO DEL MUNDO: SOLIMAN EL MAGNIFICO
Cecilia Ruiz de Ríos

"Tú tienes ojos de antílope, y a cazarte yo salí, pero tus caricias fueron la flecha mortal que esgrimiste, y acabé siendo yo la presa y esclavo para tí", reza uno de los poemas más lindos del gran sultán otomano Solimán El Magnífico, quien tenía talento para casi cualquier cosa.
Solimán vino al mundo en agosto de 1494, primogénito del sultán Selim I y su favorita pelirroja Cyra. Selim, a quien primero le llamaron el Justo y luego El Adusto por su mal genio, era un guapísimo señor que adoptó el título de califa tras haberse tomado la Meca. Selim ya había conquistado Siria, Arabia y Egipto y al cargar a su hijito en abrazos, musitó:"No sé porqué, pero presiento que tú me superarás." No se habría de equivocar. Cuando Selim murió carcomido por úlceras gástricas y cáncer del duodeno en 1520, es Solimán quien se ve ungido por los famosos derviches danzantes como sultán. A estas alturas del campeonato, Solimán ya había acompañado a su papá en varias campañas bélicas, había gobernado con buen tino la provincia de Magnesia y mostraba ser justo y sensato. Para entonces, Solimán ya había probado los placeres del amor en la persona de Mahi Debran (Gulbehar), una princesa que había sido destinada originalmente como regalo para Selim pero que había ido a parar a manos de Solimán gracias a su consentidor padre. Con Mahi Debran ya tenía un hijito, quien estaba destinado a ser su sucesor. En 1521 Solimán supo aplastar una rebelión en Siria y pudo tomarse la ciudad de Belgrado. En 1522, como gran estratega militar, logra tomarse Rodas tras un sangriento y prolongado sitio. Solimán solía marchar siempre a la cabeza de su ejército, y era idolatrado por sus soldados. En 1526 el pobre rey húngaro se ve derrotado en la cruenta batalla de Mohács. Los otomanos tienen intensos deseos de deschincacarle la monarquía a los vanidosos Habsburgo, y en 1529 Solimán se va a tratar de tomarse Viena. La arrogancia en esta ocasión fue la perdición de Solimán, quien mandó el recado a los vieneses que en tres días estaría desayunando dentro de los muros de la ciudad. Cuando pasaron los días y Solimán seguía sin poder penetrar a Viena, uno de los militares vieneses le mandó a decir con sorna que "el desayuno se te enfría."En 1532, cuando invadió Estyiria esperaba tener un gran triunfo,pero fue derrotado en el mar. En 1534 Solimán logró atacar a Persia y se tomó Bagdad, pero para entonces ya tenía graves problemas entre manos en casa.
La mamá de Solimán era una señora muy intrigante, y viendo que Solimán solo tenía ojos para su sosa Mahi Debran, decidió presentarle a una rusita chela y muy hábil como bordadora para ver si él se animaba. Esta mujer se llamaba Roxelana, pero al pasar a ser la favorita de Solimán, tomó el nombre de Khurrem("La que siempre ríe" en turco). Khurrem hizo que Mahi Debran fuera enviada con el heredero(Mustafá) lejos, y se propuso engatusar al enamorado Solimán, quien la llamaba su "antílope". En rápida sucesión, Khurrem le parió varios hijos a Solimán, entre ellos a Selim II(el futuro sultán Selim el Borrachín). Khurrem no estaba dispuesta a ser una segunda kadin, o esposa(y las mujeres del sultán solo llegaban a ser esposas no mediante una boda formal sino tras haber parido un varón nomás). Exigió al embobado Solimán que se casara formalmente con ella(algo nunca visto en la historia de los sultanes otomanos) y en 1553, Khurrem logró que el heredero Mustafá(hijo de la olvidada primera mujer)fuera estrangulado para quitarlo de la línea de la sucesión.El golpe de la pérdida de su primogénito fue grande para Solimán, pero Khurrem se las ingenió para que el sultán la siguiera amando. Posteriormente, en un arranque de rabia y celos cuando Solimán tomó una nueva concubina, Khurrem se hizo abortar del hijo que esperaba, amenazando a su hombre que si seguía acostándose con otras le iría muy mal.
Solimán, si bien como hombre de faldas habría de sufrir mucho por la maldad de su venerada Khurrem, como estadista y diplomático fue incomparable. Supo aprovechar y hasta fomentar la agria rivalidad entre Francisco I de Francia y Carlos I de España y V de Alemania para echarlos a pelear, distrayéndolos así mientras él avanzaba conquistando más tierras europeas. 10 campañas bélicas en Europa y 3 en Asia le garantizaron un lugar en la galería de grandes estrategas militares de la historia. Aunque Solimán a menudo marchaba hacia el frente de guerra, también supo dar paz y estabilidad a su pueblo. Fue uno de los monarcas más tolerantes en cuanto al espinudo asunto de la religión, fomentando la sana y fraterna convivencia de judíos, islámicos y cristianos en el imperio. Promovió derechos iguales para todos los ciudadanos libres, bajó la tasa de impuestos, luchó a brazo partido contra la corrupción y fue un gran patrono de las artes. Solimán también financió a muchos pensadores que luego fueron a integrarse a las filas de la reforma religiosa promovida por Martín Lutero, comprendiendo que al dividirse el cristianismo el islam salía ganando. Fernando I de Austria había quedado obligado a pagar al imperio un tributo anual de 30 mil ducados(un montón de reales en aquel entonces) desde 1543, y rechinaba los dientes de la rabia al pensar que quizás ese mismo dinero era entregado por Solimán para oxigenar a los protestantes...Solimán reinó durante 46 años, muriendo de peste al igual que muchos de sus soldados, durante la batalla de Szeged en Hungría en 1566.
Solimán no solamente fue un gran legislador, por lo cual los turcos aún le llaman el Kanuni mientras Occidente le sigue apodando El Magnífico, sino que como poeta tiene pocos rivales. Como cocinero, algunas de sus recetas originales aún se sirven en distinguidos restaurantes. Como joyero, creó alhajas de incomparable belleza y gran originalidad en la combinación de piedras semipreciosas. Como jardinero, reza la leyenda que su jefe de jardinería a menudo le pedía consejos para mantener la belleza de tanta vegetación que rodeaba el palacio. A los experimentos de Solimán se deben técnicas innovadoras de injertos, sobre todo el arbustos de rosas. Solimán además sentía infinita compasión y ternura por los animales, y llegó a tener más de 100 gatos como mascotas. Para Solimán, el valor de una persona no radicaba en su origen noble, sino en su capacidad, y de ahí que sus 8 grandes visires(especie de primer ministro)sucesivamente fueran de extracción humilde y raíces cristianas. Solimán incluso puso a su servicio al pirata Barbarroja como gran almirante de su flota. Como gobernante, nadie más probo que él. Solimán tenía como sueldo una bolsita de oro y otra de plata para sus gastos cotidianos, y al acabar el día, repartía entre los pobres lo que le sobraba...y muchas veces era bastante pues aparte de su gusto por los sorbetes y almíbares, el gran Solimán era un hombre de gastos frugales.