Bienvenidos a El Mundo según Cecilia

Ni en broma ni en serio sino que en ambas formas y gracias a la guìa de mi hija Elizabeth, aquì estoy dando a luz a mi cuarta intervenciòn en Internet, siendo mis anteriores websites www.cablenet.com.ni/historyarte , www.cablenet.com.ni/historia/histoper y www.cablenet.com.ni/rubendario .Soy Cecilia, historiadora y profesora de idiomas tan orgullosamente nicaraguense como nuestro rìo San Juan, tengo 48 años y 27 dìas al momento de comenzar este parto, y es un intento por saltarme la barrera de las censuras, derribar el muro de Berlìn de los convencionalismos gazmoños y evitar que mis aportes se vean entorpecidos por la mediocridad. Aquì encontrarèis mis artìculos sobre historia, mis relatos de terror que sacan tinta de la sangre de los campos de guerra de la Nicaragua violenta de los años80, mis pensamientos filosòficos y mi amor incondicional por los animales. Quizàs sea la màxima expresiòn del egocentrismo militante y el sadismo utilitario, pero os prometo que no estarèis indiferente a nada, que ya es algo en este mundo de tedio y aburrimiento. Pasad adelante y gozad, o a como dicen los "cops" en Estados Unidos: Relax and enjoy it!
Cecilia Ruiz de Ríos
31 de octubre de 2007,Managua

jueves, 22 de noviembre de 2007

nada que ver con el disparate de Gibson!


"CORAZON VALIENTE", PERO NO "MADE IN HOLLYWOOD"
Cecilia Ruiz de Ríos
El caudillo escocés William Wallace es una de las figuras que más he admirado en la vida, pero no porque Mel Gibson haya distoprsionado su biografía. Francamente, Corazón Valiente como máximo héroe escocés no merecía ser tan manoseado.
El genuino William Wallace de Elderslie fue el segundo de los tres hijos de Sir Malcolm Wallace, un noble menor convertido en granjero, y se cree que su début en este mundo fue el 31 de enero de 1272. Contrario a lo que Gibson muestra en su zurcidísima película, ni el padre ni la madre de Wallace murieron en la infancia, y el personaje del tío Argyle no existió, sino que Wallace tuvo tres generosos tíos, uno de ellos sacerdote. Cuando Willy tiene apenas 2 añitos, se corona rey de Inglaterra un 18 de agosto un hombre alto y despiadado de 35 años de edad, Eduardo I, apodado Pataslargas por su estatura. Cuando el trono de Escocia queda vacío con la muerte del rey, y la heredera llamada La Damisela de Noruega muere en camino a Escocia, Pataslargas ve su oportunidad de comerse a Escocia.
William logró crecer lo suficiente como para ser considerado un gigante en una época en que muchos hombres eran bastante chaparritos. Midiendo 6 pies y 7 pulgadas de estatura, dotado de espesa cabellera castaña rojiza y unos ojos azules penetrantes, Willy poseía la fuerza de un Hércules y la agilidad de una Nadia Comaneci. Willy mostró tener buen intelecto y pudo haber sido un buen clérigo(recordemos que en esta época, los segundos hijos no heredaban tierra y se cobijaban bajo el rico manto de la iglesia para subsistir.) Estudió idiomas, historia, matemáticas, filosofía y artes bajo la tutela de sus tíos. A los 17 años se reunió por breve tiempo con sus padres. Para entonces que el pretendiente escocés al trono (John Balliol) se vio exiliado. Pataslargas exigía juramento de lealtad a los escoceses, y sir Ranald Craufud-abuelo paterno de Willy- tuvo que proteger a su hija Margaret y sus dos hijos menores mientras el padre de Willy y su hermano mayor se tuvieron que ir a refugiar al norte al no haber querido jurar lealtad al rey inglés. Ansioso de documentarse más sobre la historia de su país, Willy se fue bajo la tutela de su tío sacerdote que estaba en Dundee, y fue ahí que conoció al monje benedictino John Blair, quien posteriormente sería el capellán de las tropas insurrectas de Willy.
Con su padre y hermano mayor huyendo en el norte, Willy tuvo que hacerse cargo del mantenimiento de su familia. La guerra civil se aproximaba en Escocia. En 1291 el padre de Willy muere en una emboscada, lo cual afianza más el odio que Willy sentirá por los igleses. Dejando a su hermano mayor a cargo de la familia, Willy opta por tomar cartas en el asunto de parar los abusos ingleses contra los escoceses. Las cosas empeoraron cuando Willy mató en defensa propia a un joven llamado Selby, que era hijo de uno de los peores verdugos de escoceses. Willy pasó a ser buscado por la ley. Willy y su mamá huyeron a Dunfermline, pero el abuelo de Willy le hizo comprender que era mejor dejar a Margaret con él.
En 1297 Willy se adjudica una victoria en la batalla del Puente Stirling. Después de este triunfo, Willy se envalentona junto a muchos que se le suman, y comienza a atacar castillos y fortificaciones inglesas. En 1298 Willy es derrotado en Falkirk cuando los nobles escoceses lo traicionan. 7 años pasará Willy huyendo de la justicia inglesa, llevando a cabo una especie de guerra de guerrillas que puso a los ingleses al borde de la locura. En numerosas ocasiones lo dieron por muerto, y como misterioso cadejo, reaparecía para despojar a algún noble inglés de sus pertenencias o a quemarle sus cosechas. Willy como amante era un hombre de armas tomar, y su gusto por las féminas muchas veces pusieron su vida en peligro. Pero cuando conoció a Marion Braidfute, la heredera de 18 años del noble Hugo Braidfute de Lamington, Willy encontró la horma de su zapato. En la película, Gibson le cambia el nombre y la llama Murron McClunnough y les hace pasar por una boda sencilla con noche de amor en el bosque, con peligro de verse picados de hormigas. Romántico, pero desacertado. Willy y Marion nunca se casaron, dado que él opinaba que un guerrero nunca debía estar atado. Sin embargo, Willy no se abstuvo de pasar ratos alegres con Marion y como producto de estos momentos, Marion parió a una niña. Poco después del parto de la chiquilla, Marion fue asesinada por los ingleses, quedando la niñita a cargo de la familia de Marion.
Quizás la falacia más inmensa que cometió Gibson en su afán de darle tratamiento hollywoodesco a Willy fue que lo hizo copular con Ana Isabella, la esposa del Príncipe de Gales. Esta relación sexual nunca pudo haber sido cierta dado que en 1305, cuando capturan a Wallace después de ser traicionado por un ex correligionario, Ana Isabella aún no se había casado con el amariposado Eduardo, Príncipe de Gales. Eduardo, quien era maricón de remate, se casó con la hija del rey galo Felipe IV el Bello un 25 de enero de 1308 en la catedral de Boulogne en Francia, y para entonces Willy ya iba sobre 3 años de haber sido ejecutado. Ana Isabella estaría destinada a tener 4 hijos llamados Eduardo, John, Leonor y Juana de las escasas veces en que pudo emborrachar a su marido lo suficientemente como para poderlo llevar al lecho, y posteriormente se cobraría los desprecios de Eduardo II adquiriendo como amante al noble inglés Lord Róger Mortimer. Físicamente-o al menos que los muertos puedan escaparse de la tumba para refocilarse post mortem como en la película El Ente-la relación sexual entre la hambrienta Ana Isabella y Willy resulta imposible, mucho menos una preñez de Isabella por cortesía de Corazón Valiente. Por otro lado, el rey Pataslargas muere un 7 de julio de 1307 en Cumberland, cuando Ana Isabella es solo la prometida y no la esposa de Eduardo II. En 1304 había un nuevo rey escocés y se había dado amnistía a quienes apoyaron a Willy, quien fue capturado un 3 de agosto de 1305 en inmediaciones de Glasgow, cuando un escocés llamado Ralph Rae lo delató para poder salir libre. El Pataslargas, quien gozaba al ser llamado gran jurista, optó por uno de los juicios más infames de la historia. El 23 de agosto lo llevaron a Westminster Hall, donde lo acusaron de asesinato, inmoralidad, blasfemia y hasta traición al rey. Willy afirmó nunca haber jurado lealtad a Pataslargas, por lo cual no era traidor. Le leyeron su sentencia de muerte y fue llevado de inmediato afuera, donde lo ataron a unos caballos para ser llevado al campo aledaño al Hospital de San Bartolomé. Una muchedumbre se aglomeró para presenciar el sangriento show de ver a Willy primero colgado hasta que lo dejaron turulato, luego lo amarraron, le cortaron las menudencias, le abrieron el abdomen para sacarle los intestinos y quemarlos delante de él. Luego procedieron a decapitarlo. Aún muerto, Pataslargas se meaba de pánico ante la mención de Willy. La cabeza del caudillo fue puesta en una estaca en el puente de Londres, su corazón fue enviado a Escocia, y su cuerpo fue descuartizado para enviar un trozo a cada rincón del reino para que sirviera de ejemplo.