Bienvenidos a El Mundo según Cecilia

Ni en broma ni en serio sino que en ambas formas y gracias a la guìa de mi hija Elizabeth, aquì estoy dando a luz a mi cuarta intervenciòn en Internet, siendo mis anteriores websites www.cablenet.com.ni/historyarte , www.cablenet.com.ni/historia/histoper y www.cablenet.com.ni/rubendario .Soy Cecilia, historiadora y profesora de idiomas tan orgullosamente nicaraguense como nuestro rìo San Juan, tengo 48 años y 27 dìas al momento de comenzar este parto, y es un intento por saltarme la barrera de las censuras, derribar el muro de Berlìn de los convencionalismos gazmoños y evitar que mis aportes se vean entorpecidos por la mediocridad. Aquì encontrarèis mis artìculos sobre historia, mis relatos de terror que sacan tinta de la sangre de los campos de guerra de la Nicaragua violenta de los años80, mis pensamientos filosòficos y mi amor incondicional por los animales. Quizàs sea la màxima expresiòn del egocentrismo militante y el sadismo utilitario, pero os prometo que no estarèis indiferente a nada, que ya es algo en este mundo de tedio y aburrimiento. Pasad adelante y gozad, o a como dicen los "cops" en Estados Unidos: Relax and enjoy it!
Cecilia Ruiz de Ríos
31 de octubre de 2007,Managua

domingo, 4 de noviembre de 2007

Pobre Pedro...ni gozò la noche de bodas!


Pobre Pedro II de Rusia!
Cecilia Ruiz de Ríos

Hace unos meses, exasperado por el ruidaje que hacían unos gatos disfrutando amores en nuestro tejado, mi marido quería echarles agua helada para calmar sus ardores cuando yo le detuve. A nadie la gustaría recibir esa sorpresa mientras copula, pero hubo un salado zar a quien no le echaron agua helada, sino que la entera muerte frígida le congeló los ardores en medio de su noche de bodas, lo cual fue desastroso.
Al debutar en este triste mundo, Pedrito tenía todas las de ganar pues nació casi con cucharita de oro en la boca. Era nietecito del temible zar Pedro I el Grande de Rusia, a través del hijo que tuvo el modernizador monarca con su primera esposa Eudoxia Lopukhina. Nacido el 23 de octubre de 1715 en San Petersburgo, sus padres fueron el tsarevich Alexei Petrovich y la princesa Carlota de Brunswick-Luneburg. El padre de Pedro había sido torturado y ejecutado por órdenes de su propio papi Pedro I el Grande acusándolo de conspiración. Desde chiquito lo mantuvieron alejado de todo mundo y su abuelo lo ignoraba. Sus primeras tutoras fueron las esposas de un sastre y de un vinatero , de extracción holandesa, y un marino de nombre Norman le enseñó lo básico para saber navegar. Ya siendo casi un adolescente, lo colocaron con un maestro húngaro llamado Janos Zeikin, quien le dio una esmerada educación y su primera dosis de afecto.
Mientras la ex ramera convertida en emperatriz Catalina I de Rusia reinó(en realidad su abuelastra por ser la segunda esposa de su abuelo Pedro I) nadie se molestó en ponerle mucha atención, pero poco antes que la disoluta zarina muriese, muchos se dieron cuenta que no lo podían ignorar. Teniendo por tío materno al Sacro Emperador Romano Carlos VI, no podían darse el lujo de antagonizar al chico. El embajador de su tío en San Petersburgo siempre estuvo pendiente de que le dieran su lugar y el asunto se vio arreglado por Alejandro Danilovich Menshikov y el conde Andrés Osterman y el 18 de mayo de 1727 Pedro fue reconocido como Pedro II. Autócrata de Rusia. El senado, el consejo privado y el ejército le dieron su voto de confianza y lealtad, mientras que el conde Ostermann se hizo cargo de su educación. Menshikov por su parte lo alojó en su propio palacio en la sila de Vasilievsky y hasta tuvo intenciones de casar a su hija María con el nuevo zar pero al no estar Menshikov más en buenas gracias, este proyecto se cayó. Menshikov había sido el primer amante de Catalina I cuando ésta era solo la prostituta Martha Skavronskaya, y luego Pedro I el Grande se había hecho cargo de la mujer para hacerla su esposa. Pedrito II cayó en manos del inescrupuloso príncipe Vasily Lukich Dolgoruki, quien se lo llevó a Moscú. Pedrito fue coronado un 25 de febrero de 1728 en Moscú y el príncipe fijó la boda con su sobrina Catalina Dolgorukova para el 20 de enero de 1730. Todo estaba listo para esa fecha y ya Pedro II estaba bastante entusiasmado con la idea de estrenar esposa, pero una galopante viruela le echó por tierra los planes. Aunque la boda sí se realizó, Pedro Ii no aguantó los rigores de la viruela y mientras moría hirviendo en fiebres le metieron a la nueva esposa a la cama en un desesperado intento de lograr que copulara por última vez aunque fuera para dejar preñada a Catalina. El debilitado zar no logró la deseada erección mientras la desnuda Catalina gritaba de frustración.
Con la muerte de Pedrito en su lecho de bodas, la línea directa masculina que desciende de Pedro el Grande se extinguió. El trono fue a caer en las garras de su gordiflona prima hermana Anna Ivanovna, hija del zar Iván V quien fue medio hermano de Pedro I el Grande. De esta forma, Pedro II fue brevísimo, reinando solamente desde el año 1728 cuando fue ungido como emperador de Rusia hasta su febril muerte el 30 de enero de 1730.

No hay comentarios: